BLOG

8 formas con las que tu smartphone puede perjudicar tu productividad

8 formas con las que tu smartphone puede perjudicar tu productividad

¿Estar constantemente conectado a Internet nos hace más productivos o nos distrae de nuestras tareas? Según se mire. Está claro que el móvil es un invento y que estar siempre en conexión con los demás es una ventaja evidente pero, a veces, tiene efectos negativos para la productividad en los que no solemos reparar.

Los teléfonos inteligentes son estupendos y ponen Internet en la palma de la mano, pero también suponen una clara distracción que se interpone entre nuestras tareas profesionales con múltiples reclamos (juegos,  mensajes, tuits) que no ayudan a trabajar mejor, sino todo lo contrario. Vamos a hacer un repaso de cómo puede mermar la productividad.

Siempre trabajando

Podríamos pensar que estar siempre conectado y que enviar correos en medio de la noche nos hace más productivos, pero no es cierto. Estar constantemente conectados con el trabajo nos hace menos eficaces durante la jornada laboral. Solemos pensar que si no terminamos una tarea en la oficina, no hay problema, lo haremos más tarde con el móvil.

No dormir bien

La revista Science dice que la luz de las pantallas de los móviles interfiere en nuestro sueño y todos sabemos que no dormir bien perjudica nuestra productividad al día siguiente.

Constantes notificaciones

¿Resultan útiles las notificaciones push? ¿Sirve de algo saber cuándo a alguien le gustan tus fotos de Facebook? Probablemente no. Y esas interrupciones constantes no benefician que trabajemos bien.

Correo electrónico, un amigo y un enemigo de la productividad

El correo electrónico es especialmente negativo para la productividad, ya que se disfraza a sí mismo como trabajo. ¿Quién no se ha puesto a responder mensajes personales en la oficina? Y eso no ayuda, está claro. Tampoco ayuda a concentrarse en una tarea que tienes que entregar ya y ver que no dejan de entrar emails en tu móvil…

Internet perjudica nuestra memoria

También se ha demostrado que el uso de Internet está afectando negativamente a nuestra memoria. Muchos no hacemos el esfuerzo de recordar, porque lo podemos encontrar antes y fácil en la red.

La tentación de jugar

Los juegos pueden ser perfectos cuando esperamos en la cola del banco o la tienda. Pero si los utilizamos en el trabajo nadie puede decir que mejora su productividad.

La multitarea no nos hace más eficientes

Tratar de hacer muchas cosas a la vez no nos hace más eficientes, puede que hagamos muchas cosas mal. Por no hablar de conducir mientras se contestan mensajes, que nos puede costar muy caro.

El smartphone reduce la capacidad de atención

Los profesores aseguran que la tecnología está afectando a la capacidad de atención de los estudiantes, dificultan su concentración e incluso la comunicación. Puede que seas un estudiante, pero esto en el entorno laboral también ocurre.

Pese a todo, son parte de nuestra vida cotidiana y, bien utilizados, sus ventajas son claras. ¿Qué haríamos sin ellos?