Evaluaciones

Este sistema de altavoces para el iPod no da la talla

Este sistema de altavoces para el iPod no da la talla

 

Cuando uno se gasta cuatrocientos dólares en un sistema de altavoces para el iPod, espera que su apariencia y su sonido sean sublimes. El sistema i30 de Tannoy realmente luce bonito, pero su calidad de sonido no es propia de un dispositivo de alto nivel.
 
Con dimensiones de 45,72 por 13,7 por 13,9 cm, esta caja negra brillante de Tannoy tiene el tamaño aproximado de un paquete de pan de molde clásico, pero pesa 8 libras. La unidad no tiene ningún botón; todo se controla con un pequeño mando a distancia de color negro que tiene botones para el encendido, el volumen, reproducir/hacer pausa, avanzar, retroceder y silenciar. El diseño sin botones de la unidad le da un aire elegante, pero también impide que se le ajuste el volumen si se pierde el remoto.
 
Por su precio, la calidad de sonido que produce el equipo es mediocre. El bajo es bastante bueno, pero la escala total de la unidad es limitada. Como resultado, el sonido no es claro, aunque la unidad genera suficiente volumen para abarcar una sala en una fiesta.
 
Para asegurar un acoplamiento seguro, el altavoz viene con cinco adaptadores apropiados para iPods, a partir del modelo Mini. El i30 entrega energía al iPod cuando esté acoplado al sistema y tiene un puerto USB para sincronizar el reproductor con una computadora, aunque usted tendrá que aportar su propio cable.
 
El sistema puede transportarse fácilmente gracias a un asa situada en la parte trasera, pero no trabaja con baterías. 
 
Si necesita un altavoz elegante para el iPod, el i30 le servirá. Pero su diseño estilizado no compensa por la mediocridad del sonido. 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>