Noticias y Nuevos Productos

Las desventajas en seguridad de los autos conectados

Las desventajas en seguridad de los autos conectados

Cerca del 5 por ciento de los vehículos nuevos incluyen ya de serie alguna forma de tecnología embebida en su interior sin pensar en las consecuencias.

Una tendencia creciente en el sector del automóvil apunta a que los coches nuevos que salen de fábrica disponen de alguna forma de conectividad; una predilección de los usuarios y marcas que se ve incrementada con conexiones a nuevos sistemas y servicios inteligentes.

En 2017, cada coche nuevo que se comercialice en Europa dispondrá de un sistema SIM empotrado y dotado de aplicaciones automáticas de llamada a emergencias y asistencia en carretera. “En 2018, la mayoría de vehículos saldrán de fábrica dotados de aplicaciones integradas”, afirma el analista Anthony Cox de Juniper Research. Por su parte, un informe de Mason pronostica que el 89% de los coches incluirán conectividad embebida.

Resulta difícil imaginar a alguien que adquiera un vehículo por el hecho de poder realizar actualizaciones a la velocidad del rayo en Facebook, o porque puede salir de compras online mientras conduce. La mayoría preferirá la conectividad para disponer de un sistema de navegación conveniente que le permita desplazarse del punto A al B de la manera más rápida, contextual y fiable.

Una buena parte de conductores también apreciará el potencial y la eficiencia de estos vehículos a la hora de recortar el consumo de combustible, así como de reducir las emisiones de CO2 (sobre todo en situaciones de congestión de tráfico).

Coches “hackeados”

Dentro de pocos años, todos los fabricantes de automóviles incluirán un SIM instalado que llevará a los conductores al mundo online. Al principio, estos sistemas dispondrán de servicios de notificación a servicios de asistencia a vehículos y emergencias, en caso de avería o accidente; y, seguidamente, el sistema irá añadiendo nuevas aplicaciones y actualizaciones para el vehículo, recogiéndolas de la red de movilidad wifi mientras se desplaza.

Sin embargo, donde hay end-points de conectividad también es sabido que existen muchas posibilidades de que presenten vulnerabilidades. Una noticia facilitada por Sky news señalaba que cerca de la mitad de los 89.000 vehículos que sufrieron accidentes o fueron robados en Londres en 2013 habían sido previamente atacados por hackers.

En un escenario en el que se incrementa la presencia de coches conectados a internet, emerge un nuevo paraíso dorado para los hackers. Tras el ataque a un coche conectado, puede haber hackers que dirijan su navegador para que su conductor salte por un acantilado, o para que atrape al propietario de una joyería y a su familia dentro del vehículo, liberándolos una vez han vaciado todas las cajas fuertes del establecimiento.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>