Reportajes especiales

Por qué una tableta nunca sustuituirá a una PC

Por qué una tableta nunca sustuituirá a una PC

Apple presentó recientemente el nuevo iPad Pro de 9.7 pulgadas, afirmando que tiene dotes para reemplazar al PC. Analizamos sus puntos fuertes y por qué todavía no ha sido fabricada la tableta que pueda reemplazar a la PC, a pesar de la existencia de los equipos híbridos o 2 en 1.
 
En las siguientes líneas queremos exponer como a pesar de que el iPad Pro es un excelente producto y abre nuevas posibilidades de uso en entornos profesionales, discrepamos de las palabras con las que se refirió el directivo de Apple a su nuevo producto. Phil Schiller, vicepresidente senior de marketing de la compañía a nivel mundial comentaba que “el nuevo iPad Pro cuenta con la potencia de procesamiento y características suficientes para reemplazar a un PC”.

No cabe duda de que el lápiz digital, como ya hemos visto en su hermano mayor iPad de 12.9 pulgadas, eleva sus posibilidades de creación de contenido. Sin embargo, el dispositivo sigue empleando un sistema operativo de dispositivo móvil, y como tal, cuesta creer que pueda abordar los trabajos y proyectos, de la misma forma que lo hace una computadora de escritorio con su correspondiente sistema operativo más avanzado.

En el lado de Windows, hemos podido ver en los últimos años como diversos equipos híbridos convertibles, separables o 2 en 1 han logrado acaparar gran parte del uso que se realiza actualmente de una PC tradicional que todos conocemos. Aunque el interés por parte de los usuarios, tanto domésticos como profesionales, ha crecido por estas modalidades, y en muchos apartados consigue equipararse en experiencia de uso, la tableta que logre reemplazar al PC todavía no ha sido fabricada.


Almacenamiento

El nuevo iPad Pro va a comercializarse con hasta 256 GB de memoria, lo que supone un incremento frente a los 128 GB que eran posible hasta ahora. Sin embargo, frente a una PC o tableta de otra plataforma como Android o Windows, no disponen de ranura de tarjetas microSD para expandir su capacidad. Muchos de los nuevos equipos híbridos que corren con Windows disponen de puertos estándar, incluso USB Tipo-C para llevar a cabo ampliaciones. En el caso de la Surface Pro 4 de Microsoft, se comercializa hasta con 1 TB de capacidad.

 

Conectividad

Otro punto en su contra, dado que hasta el MacBook 12 dispone de un puerto USB Tipo-C para conectarle algún disco externo o pendrive. El nuevo iPad Pro sigue dependiendo de su conector Lightning y como mucho, podremos emplear un adaptador de Apple para convertirlo en un conector USB, pero empleando accesorios adicionales.

 
Rendimiento de CPU

Los iPad Pro de Apple utilizan el procesador A9X con el que la compañía destaca que ofrece rendimiento similar al de un PC. De hecho, ya con el iPad Pro de 12.9 pulgadas pudimos ver como en determinados aspectos, su rendimiento era equiparable al del MacBook Air. No obstante, la baza de dispositivos híbridos 2 en 1 basados en chipset de Intel suelen utilizar procesadores Core i5 e i7 más rápidos que el mencionado, especialmente en los casos que se hace necesaria la edición de imagen o el procesamiento de video.


Interfaz y aplicaciones

El ecosistema de aplicaciones de iOS, conocido por todos, es muy extenso. Sin embargo, la versión de iOS 9.3 liberada ayer mismo, sigue siendo la misma para los iPhone con su tamaño de pantalla, que para los iPad. La simplicidad en su manejo es toda una ventaja para los usuarios móviles, pero no para los que desean poder personalizarla y utilizar opciones más avanzadas. La interfaz de iOS no ofrece un control tan preciso sobre el sistema de archivos, el almacenamiento y las aplicaciones, algo de lo que pueden presumir las plataformas de equipos de escritorio, como Mac OS X y Windows 10.


Doble uso

Es evidente que los iPad Pro ganan en muchos aspectos relacionados con la flexibilidad y movilidad, como es la ligereza y la gran autonomía ofrecida por sus dispositivos. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos por ofrecer un teclado con funda muy optimizada, o poder utilizarlos junto con un teclado completo inalámbrico, las PC siguen siendo más cómodos de manejar cuando se trata de abordar largas jornadas de trabajo. Los teclados de los portátiles han dado pasos de gigante en este sentido, pero la rigidez y consistencia de estos no puede competir frente a la apuesta de las tabletas. Al menos, por ahora.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>