Reportajes especiales

Primeras impresiones del iPhone 3G

Primeras impresiones del iPhone 3G

 

De acuerdo, la sensación de tener en las manos por unos minutos el nuevo iPhone 3G quizá no sea tan impresionante en comparación con el iPhone original anunciado en enero de 2007. Pero aún así, he sido de los pocos que ha podido hacerlo con un mes antes de que el producto llegue al público en general.
 
Teniendo eso en cuenta, éstas son mis primeras impresiones. Fundamentalmente, este nuevo iPhone ofrece una sensación muy parecida a la del anterior. En principio es más ligero que el modelo anterior por una diferencia mínima, pero sobre mi mano no aprecio diferencia alguna en comparación con el actual iPhone. Los principales cambios cosméticos se encuentran en la carcasa de la parte posterior, que ahora es de plástico brillante en vez de metal. El panel posterior es más curvo en comparación con el iPhone actual y el conector del auricular, que estaba rebajado en el iPhone original, está ahora al mismo nivel que el resto del perfil del cuerpo, lo que significa que podemos decir adiós a los días en los que era preciso utilizar un adaptador para conectar los auriculares. (A menos que quiera utilizar un micrófono con control remoto, en cuyo caso aún necesitará utilizar uno de estos adaptadores). Ahora los botones del iPhone 3G son de metal plateado, en comparación con los de plástico negro utilizados en el modelo actual.
 
Tal y como me comentó Bob Borchers, director senior de Apple para marketing de producto mundial para el iPhone, "ofrece una sensación excelente (cuando se tiene) sobre la mano, pero en el mismo volumen que el actual teléfono hemos incorporado un excelente rendimiento de la batería para un dispositivo 3G.
 
Este plástico de la parte posterior también debería mejorar la calidad y el alcance de la señal del iPhone, tanto para las recepciones de radio y WiFi, como para las GPS, lo que suponen buenas noticias para cualquiera que haya experimentado problemas con el nivel de la señal en el modelo actual.
 
Cuando pregunté sobre las nuevas características GPS del iPhone 3G, Borchers explicó que la funcionalidad Core Location del iPhone, que utiliza las ubicaciones de las torres de radio y WiFi para calcular la ubicación en los actuales modelos, simplemente añadirá la opción GPS a la mezcla. Debido a que el GPS sólo funciona realmente bien cuando el cielo está despejado, la combinación de estas tres opciones proporciona al iPhone más posibilidades para calcular la ubicación. Además, la fotografías incluirán información de posición. En otras palabras, cuando se tome una fotografía, dicha imagen contendrá metadatos en los que se indicará de forma precisa la ubicación en la que fue tomada.
 
Apple no incluirá mapas detallados en el iPhone, sino que utilizará para ello la información accesible desde los servidores de Google a través de las redes digitales. Aquí es donde seguramente entrarán los desarrolladores de software. De hecho, el fabricante de GPS TomTom ha indicado que ya tiene prácticamente listo un software de GPS para el iPhone, además de que se espera que existan más opciones en esta área, ofreciendo características como retroalimentación por audio y mapas detallados que puedan precargarse en el iPhone, de modo que se pueda encontrar el camino en caso de que se pierda la conexión de datos.
 
Hablemos ahora de la autonomía de la batería. La descripción del iPhone 3G indica que tiene autonomía para 10 horas de conversación sobre una red 2G, o de 5 horas sobre una red 3G. Esto no resulta demasiado sorprendente (3G consume más energía). Ésta es una de las razones por las que el anterior iPhone no incluía 3G.
 
Tal y como indica Borchers, "fundamentalmente, las emisiones 3G y 2G son distintas. Las emisiones 2G llevan más tiempo, de modo que están más optimizadas. Aún así, cinco horas (de autonomía) 3G es un gran logro. Lo que hemos podido hacer, es ser muy agresivos en la gestión de energía para alcanzar dichas cifras."
 
Si necesita exprimir aún más la autonomía de la batería, entonces puedes activar un ajuste en las preferencias del iPhone que forzará el uso de la red 2G, aunque Borchers sugiere que "la amplia mayoría de los usuarios preferirán permanecer en 3G."
 
Será entonces cuando nos encontramos con el diminuto adaptador de alimentación del iPhone. La anterior versión parecía una versión reducida del adaptador de un MacBook. Este tiene un aspecto más parecido al de los adaptadores de enchufes. En una cara están los dos conectores y en la otra un puerto USB. Esto es todo. No sé quién en Apple estará obsesionado con los adaptadores pequeños, pero justo cuando uno piensa que no pueden ser más pequeños… lo hacen.
 
No he podido pasar mucho tiempo con el teléfono, aunque he podido ejecutar unas cuantas aplicaciones de terceras partes. La aplicación scores-and-highlights de la Major League Basball fue espectacular, dejándome saltar entre diferentes tablas de resultados. He podido ver a Alex Rodríguez conseguir varios puntos para mi equipo de fantasía.
 
También pude jugar Super Monkey Ball. El control me ha parecido un poco difícil aunque quizá estaba sujetando el iPhone de forma equivocada. Aun así, los gráficos y la velocidad de actualización me han parecido impresionantes. Quizá no al mismo nivel de Nintendo Wii, pero definitivamente bueno para un sistema portátil de juegos. (No sabía que el iPhone también era un dispositivo de juegos portátil? Pues bien, ahora sí lo es.)
 
Creo que he puesto todo lo que tenía anotado con las observaciones que he podido extraer de la sesión de 15 minutos con Apple.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>