Noticias y Nuevos Productos

Principales amenazas para las redes inalámbricas

Principales amenazas para las redes inalámbricas

Para proteger una red inalámbrica, primero hay que conocer las principales amenazas a las que se ven afectadas y que ponen en riesgo la seguridad del usuario. Las reúne WatchGuard con motivo del lanzamiento de un nuevo punto de acceso inalámbrico para empresas:

•         Cracking de contraseña Wi-Fi: los puntos de acceso inalámbricos que todavía utilizan protocolos de seguridad antiguos, como WEP, son blancos fáciles porque las contraseñas son muy fácil de craquear.

•         Hotspots falsos: nada impide físicamente a un cibercriminal el hecho de permitir que un punto de acceso exterior esté cercano o coincida con un punto de acceso SSID, que invita a los usuarios a identificarse. Los usuarios que son víctimas de un Rogue AP son susceptibles de verse afectados por código malicioso, que a menudo pasa desapercibido.

•         Colocación de malware: los usuarios que se unen a una red inalámbrica de invitados son susceptibles de, sin saberlo, llevarse malware no deseado de algún vecino con malas intenciones. Una táctica común utilizada por los hackers es colocar una puerta trasera en la red, lo que les permite regresar más tarde para robar datos confidenciales.

•         Espionaje: los usuarios corren el riesgo de que sus comunicaciones privadas sean interceptadas por ciberespías mientras están conectados una red inalámbrica sin protección.

•         Robo de datos: unirse a una red inalámbrica expone a los usuarios a la pérdida de documentos privados que caen en manos de los ciberladrones, que están pendientes escuchando las transmisiones para interceptar la información que se está transmitiendo.

•         Uso inapropiado e ilegal: las empresas que ofrecen Wi-Fi a invitados se enfrentan al riesgo de un uso indebido por parte de los usuarios, ya sea por acceder a contenido de adultos o extremista, descargas ilegales, o ataques contra otras empresas. La empresa podría enfrentarse a demandas judiciales.

•         Los malos vecinos: a medida que el número de usuarios wireless en la red crece, también lo hace el riesgo de que un dispositivo previamente infectado entre en la red. Los ataques móviles, tales como Stagefright de Android, se propagan de un usuario a otro, incluso sin que la "víctima cero" lo sepa.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>