Reportajes especiales

Sáquele partido a la Web

Sáquele partido a la Web

La Web no es un deporte de espectadores. Cierto, usted puede ver vídeos y realizar otras incontables actividades en línea que requieren poco esfuerzo cerebral, pero las posibilidades de la Web para expresarse y desarrollar la creatividad son ilimitadas. De hecho, este medio no cobra vida hasta que usted no aprovecha la Web participatoria, es decir, los sitios y servicios que pueden dar a conocer al mundo su persona y su talento. Si siente pasión por algo –ya sea crear vídeos, conectarse con amigos o colegas, construir blogs o bitácoras, manejar un negocio, crear música, o publicar una novela– es casi seguro que encuentre un sitio o servicio que le ayude a conseguir sus objetivos. Aunque muchos de estos servicios son gratuitos, otros pueden cobrar desde unos pocos dólares hasta miles. Le daremos nuestros favoritos en cada categoría y le presentaremos a dos personas que se ganan la vida distribuyendo sus esfuerzos creativos en la Web. Protagonice sus propios vídeos Lo mejor de los sitios para publicar vídeos es que le permiten ganar dinero según el número de visitas que generan sus vídeos. Y si usted es un creador incipiente, algunos incluso le ayudan a darse a conocer en la industria del entretenimiento. Metacafe afirma que recibe 1 millón de usuarios al día. Pero de igual importancia para los creadores de vídeos es el programa que tiene ese sitio para compartir ingresos, que paga US$5 por cada 1.000 veces que sea visto el vídeo, aunque los pagos no le llegarán hasta que su corto sea visto 20.000 veces y haya recibido una calificación promedio de 3 estrellas o más (de un máximo de 5) por parte de los espectadores. Otro sitio que comparte los ingresos es Revver, que divide las ganancias 50-50 según el número de visitas y los clics que se hagan en los anuncios publicitarios, pero usted puede desactivar los anuncios que aparecen antes que su vídeo. Algunos cortos de Revver pueden reproducirse en teléfonos de Verizon Wireless VCast, lo cual amplía sus oportunidades de ganar efectivo y popularidad. Si espera que Hollywood le descubra, Crackle puede ser su agente de “casting” en línea. Este sitio, propiedad de Sony, limita los archivos cargados a 100MB, así que no se le ocurra publicar aquí su largometraje. Los concursos de Crackle tienen entre sus premios una reunión con los ejecutivos del estudio. Varias características innovadoras distinguen a Veoh, una joya cuya calidad de reproducción es muy superior a la de la mayoría de los sitios. Si usted tiene una cuenta en Google Video, MySpace, o YouTube, Veoh automáticamente publica su corto en esos sitios también (primero tiene que activar esta capacidad). Y tampoco impone límites en el tamaño del vídeo que usted puede subir, lo que resulta una rareza. No es ningún secreto que YouTube cuenta con el mayor número de espectadores, así que naturalmente usted querrá publicar allí. La calidad de reproducción del sitio no es la mejor, especialmente cuando se compara con la de Crackle y la de otros sitios más nuevos. Pero usted no encontrará un sitio de vídeo que sea más fácil de usar, y su sección Video Toolbox ofrece consejos útiles de los profesionales para ayudarle a tomar y editar sus vídeos. Anteriormente conocido como iFilm, Spike ofrece una plataforma para los cineastas novatos. Usted puede intercalar los cortos que le hospeda Spike en sitios personales, incluso blogs y páginas de MySpace. Pero el servicio no ofrece la posibilidad de compartir ingresos. Los archivos que usted sube pueden llegar a 500MB, mientras que muchos sitios los limitan a 100MB. JibJab es el lugar indicado para publicar vídeos cómicos: allí encontrará de todo, desde rutinas de comediantes hasta el siempre divertido vídeo del tipo que patean en la ingle. JibJab también acepta bromas en fotos, audio y texto. Los editores del sitio deciden si el material que usted envía tiene suficiente gracia antes de publicarlo; si no, bueno, siempre le quedará YouTube. Yahoo Video (video.yahoo.com) le permite vincular cortometrajes con el blog que usted tenga y dirigir tráfico a su sitio. En Google Video (video.google.com), se pueden subir los vídeos fácilmente gracias a la interfaz intuitiva (y básica) que tiene ese servicio. El sitio incluye un auxiliar opcional en el escritorio para subir archivos de más de 100MB. No ofrece la posibilidad de compartir ingresos y nos gustaría ver más integración con YouTube (o por lo menos alguna), pero el famoso pedigrí de Google Video y su simplicidad lo hacen un buen lugar para publicar sus vídeos. Obtenga mayor información de este artículo en la revista PC World México edición diciembre de 2007.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>