BLOG, Smartphones, Tecnología

Análisis al LG G8 ThinQ, un smartphone con gestos que se ponen a prueba

Parece que la compañía espera que su desbloqueo de pantalla Hand ID y sus controles que no requieren tocar el smartphone sean suficientes para convencer a los consumidores, pero pensamos que el usuario medio no va a utilizar estas funciones.

Precio venta al público (PVP)

Precio no disponible. Se estima que tendrá un costo aproximado de $16,000 pesos mexicanos.

Controla tu smartphone sin tocarlo

¿Pero qué es lo que hace que el LG G8 ThinQ sea tan interesante tecnológicamente hablando? La respuesta se encuentra en la innovadora tecnología usada en la cámara que permite controlar el smartphone sin controlarlo y desbloquearlo con la huella de la mano.

La cámara delantera incluye la tecnología que LG ha llamado Z Camera para referirse a la cámara de tiempo de vuelo usada para estimar distancias. Con ella, el G8 puede detectar tu mano cuando la pones delante de la cámara y así desbloquear el equipo.

También podrás usar esta función para dar órdenes al smartphone: pon los puntas de los dedos juntas cuando quieras hacer un pantallazo, mueve tu mano para subir o bajar el volumen y desliza hacia un lado para declinar una llamada.

Estos controles “aéreos” están por ahora limitados a ciertas aplicaciones, como las llamadas, las alarmas y la reproducción de música o vídeo, pero LG asegura que está trabajando con empresas de desarrollo de apps para ampliar la compatibilidad.

Funciona bastante bien, pero cuesta un poco acostumbrarse. Deberás mover tu mano de una forma muy concreta: sitúa la palma de tu mano sobre el teléfono hasta que veas una barra azul, luego cierra la mano, seguido del movimiento correspondiente a cada orden.

Estos pasos extra para poder utilizar la tecnología Air Motion son necesarios para evitar activar una acción por error. Sin embargo, dificultan el proceso y hacen que sea más lento de lo que te gustaría, por lo que no nos extrañaría que finalmente no los utilices.

Es cierto que resultará práctico para cierto tipo de usuario, como por ejemplo si eres mecánico o pintor y no quieres que tu smartphone se manche cuando estás trabajando, o también cuando estás cocinando. Aunque los comandos de voz son mejor opción.

Por otro lado, esta misma Z Camera es la que permite el desbloqueo biométrico Hand ID. La cámara analiza patrones únicos en las venas de tu palma para que puedas desbloquear el dispositivo solo con pasar la mano unos centímetros por delante de tu móvil.

En nuestra experiencia, no funciona del todo bien, por lo que lo más probable es que termines usando el reconocimiento facial o el sensor de huella dactilar para desbloquear la pantalla. Así pues, no le vemos mucho el sentido.

No te costará demasiado registrar la huella de tu mano, pero cuando quieras utilizarlo lo más probable es que te aparezcan mensajes que te piden que te muevas un poco hacia la izquierda o que vuelvas a repetir el movimiento.

Sonido y fotografía

Dejando un lado la tecnología que tiene que ver con la mano, otra de las prestaciones del nuevo LG G8 ThinQ que más interés ha despertado en nosotras es la tecnología usada en su cámara y sus altavoces “inexistentes”. Por suerte, aquí sí que destaca.

En primer lugar, la pantalla: es el primer móvil de la serie G con un panel OLED, en este caso de 6,1 pulgadas, 564 ppi y un notch en la parte de arriba. Su resolución de 3120 x 1440 hace que tenga algo más de píxeles que los Samsung S10 y S10+.

Los colores son brillantes, vívidos y nítidos, con unos negros que sobresalen como esperarías de la tecnología OLED de LG. Es uno de los mejores paneles que puedes encontrar en el mercado, aunque el amplio notch puede resultar un inconveniente.

La pantalla del G8 ThinQ también destaca por no tener el clásico altavoz. De hecho, la pantalla actúa como tal, ya que la tecnología aquí presente hace que el panel vibre -no el cristal- y produzca el sonido.

La calidad de audio es buena cuando realizamos llamadas y de hecho pensamos que no vas a notar la diferencia. Es algo más evidente cuando reproduces música, aunque LG ha incluido un altavoz inferior para que el sonido siga siendo estéreo.

El G8 conserva el puerto jack para auriculares y utiliza su formato Hi-Fi Quad DAC de 32 bits para la mejor calidad de sonido cuando escuches música con cascos. También es compatible con DTS:X 3D.

Cámaras

Nos hubiera gustado que las cámaras hubieran podido estar a la altura de la pantalla. No es que las lentes traseras sean de baja calidad, pero por el precio que vas a pagar por el smartphone no son suficientemente potentes.

La mencionada Z Camera y la lente de 8 MP te permiten hacer fotos en modo retrato. Podrás ajustar la profundidad de campo tanto mientras haces fotos como una vez ya las has hecho. Además, puedes aplicar el efecto bokeh también en vídeos.

Como puedes ver en esta galería de fotos, los resultados no son los mejores, ya que la cámara del G8 ThinQ no consigue detectar bien todo el contorno del cabello y lo difumina como si se tratara del fondo.

También es así en las cámaras de detrás. Probamos un modelo con cámara dual con una lente de 12 MP y un gran angular de 107 grados de 16 MP. En algunos mercados podrá adquirirse un modelo con cámara triple con una lente teleobjetivo extra.

En términos generales, los resultados son buenos: fotos con colores brillantes y sin apenas efecto de ojo de pez cuando se hacen con el gran angular. El modo retrato sí que tiene problemas también con la línea del cabello.

Seguramente, lo mejor de la cámara no es la fotografía, sino el hecho de que pueda grabarse vídeo en modo retrato. Solo podrás hacerlo con las cámaras traseras, pero funciona mejor de lo que nos imaginábamos, aunque es recomendable que el objeto o persona a retratar no se mueva.

Calidad de auténtico buque insignia

El LG G8 ThinQ tiene el diseño elegante y sofisticado que esperarías de cualquier dispositivo de última generación de la compañía. Es una mezcla del diseño de otros buques insignia rivales y por lo tanto no es muy original, pero como mínimo es efectivo.

A diferencia de otras compañías, LG sigue apostando por el notch en una pantalla que ocupa prácticamente toda la superfície. Tanto la parte frontal como la trasera está recubierta por el material Gorilla Glass en color negro, azul o rojo.

Lo mejor del diseño de este móvil es que sus cámaras no sobresalen, lo que te permite apoyarlo perfectamente sobre una superficie plana. Eso sí, eso significa que LG ha tenido que hacer el terminal más ancho con 8,4 mm de grosor.

Si nos fijamos en su interior, este smartphone utiliza el chip Snapdragon 855 y tiene 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. El rendimiento es bueno con el uso típico del día a día. El procesador no tuvo ningún problema a la hora de superar la prueba de CPU Geekbench, aunque lo tuvo algo más difícil cuando analizamos su tarjeta gráfica.

Con un peso de 167 g, es un smartphone bastante ligero, y eso que tiene un diseño bastante robusto y una batería decente de 3500 mAh de capacidad. Podrás usarlo durante unas 36 horas antes de tener que cargarlo. Es compatible con carga rápida y es capaz de recargar la mitad de la batería con solo media hora.

Por último, viene con el Android 9 Pie instalado de fábrica, que viene siendo lo habitual en los buques insignia de Android en la actualidad. También viene con programas preinstalados de LG, pero podrás eliminarlos cuando quieras.

Veredicto

Aunque fue uno de los móviles que en un principio despertó más interés entre los fanáticos de la telefonía móvil, lo cierto es que el LG G8 ThinQ es algo decepcionante, ya que la tecnología Hand ID y los controles Air Motion no funcionan tan bien como esperábamos.

Además, no parecen suficiente como para atraer más consumidores e incluso es más que probable que sus usuarios terminen por oblidar que tienen esas funciones. Además, tampoco nos termina de convencer ni sus cámaras ni su diseño.

Eso no significa que no tenga cosas buenas. La pantalla y la calidad de audio son excelentes, y además es uno de los primeros smartphones con Snapdragon 855. Este chip, unido a los 6 GB de RAM, te permitirán realizar cualquier tarea.

El LG G8 ThinQ es un smartphone que atraerá sobre todo a quienes busquen calidad audiovisual, pero no tiene mucho más que ofrecer. Quizás si tuviera un precio inferior sería más fácil para el dispositivo hacerse un hueco en el mercado.

Con información de Alba Mora, PC World España.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>