Tecnología

China le gana la carrera del supercómputo a Trump

In this photo released by Xinhua News Agency and taken on June 16, 2016, the Sunway TaihuLight, a new Chinese supercomputer, is seen in Wuxi, eastern China's Jiangsu Province. A supercomputer from China has topped a global list of the fastest systems for a seventh straight year _ and for the first time the winner, Sunway TaihuLight, uses only Chinese-designed processors instead of U.S. technology. (Li Xiang/Xinhua via AP) NO SALES

China planea desarrollar un prototipo de supercomputadora exascale y lanzarlo al mercado a finales de 2017. El momento del anuncio, según ha informado una agencia gubernamental de noticias, plantea la posibilidad de que se trate de un mensaje dirigido al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya que se ha realizado en la misma semana en que este asume el cargo.

La administración estadounidense está arrojando mucha incertidumbre sobre la investigación en supercomputación, que depende en gran medida de la financiación gubernamental.

La página web especializada en política The Hill comunicó ayer que el Gobierno de Trump pretende realizar amplios recortes en el Departamento de Energía de Estados Unidos, el cual financia el desarrollo de súper computadoras más grandes del país.

En el comunicado, en el que no se menciona ninguna fuente, se asegura que el Gobierno estaba considerando recortar la financiación de la investigación en computación científica avanzada hasta los niveles de 2008.

La actualización del prototipo del exascale chino, un sistema que se esperaba viese la luz en 2018, ha llegado en el mismo momento en que un comité del Senado estadounidense ha celebrado una audiencia de confirmación de Rick Perry, exgobernador de Texas y candidato de Trump para ocupar el puesto de secretario de Energía.

Perry pidió una vez la eliminación de este departamento, pero en la audiencia celebrada afirmó que lamentaba haber realizado esa declaración. “Soy un gran defensor de mantener el liderazgo estadounidense en el área de investigación científica. Apoyo la misión académica y gubernamental de la investigación básica, incluso cuando no genere beneficios para una generación”, aseguró.

China está construyendo un programa de supercomputación no solo para avanzar en sus competencias de investigación científica, sino para desarrollar una industria de TI independiente de la tecnología estadounidense.

Por ejemplo, su sistema TaihuLight fue construido por completo con microprocesadores producidos en China. “El sistema informático completo del la súper computadora exascale se espera para 2020, y será 200 veces más potente que el primer ordenador petaflop del país, Tianhe-1, reconocido como el más rápido del mundo en 2010”, afirma Zhang Ting, ingeniero del Centro Nacional de Supercomputadoras de Tianjin.

TaihuLight puede alcanzar una cima de poco más de 125 petaflops, mientras que un sistema exascale alcanzará los 1.000 petaflops.

Estados Unidos ha fijado el plazo en el año 2023 para el desarrollo de un sistema exascale que sea completamente capaz de ejecutar aplicaciones.

Patrick Thibodeau

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>