BLOG

Cómo hacer de las redes sociales una herramienta profesional

 

Nos guste o no, nuestra identidad digital puede ser un factor clave a la hora de conseguir un nuevo empleo o de conseguir nuevos clientes. Si te interesa darle un impulso extra a tu vida profesional con tu identidad digital consulta este artículo. Estos son los 12 mejores consejos.

Algo que ya todos sabemos es que el internet ha roto muchas de las barreras de la privacidad. Si no has restringido tu perfil en línea cualquiera podrá ver qué tipo de persona eres, incluidos clientes o tu posible futuro jefe. Yo particularmente cuando estaba en busca de un colaborador además de leer su currículo visité su perfil en Facebook, aprovechando que lo incluyó en su documentación. Y es muy probable que todos quieran ver qué tipo de persona es con la que posiblemente trabajarán.

Al saber esto, tal vez pienses que tu perfil público de Facebook o Twitter puede ser un dolor de cabeza, pero de igual modo puede ser una excelente forma de darte a conocer al mundo. Si sabes utilizarlo podría ayudarte de mil maneras.

Aquí están 12 estrategias para darle una buena imagen a tu perfil en línea.

1. Elije el título correcto.
No trates de impresionar a la gente con títulos profesionales rimbombantes que muchas veces suenan a algo exagerado y por ende poco creíble. Si tienes poca experiencia o tu empresa no es muy amplia, sonará mejor que pongas un título como desarrollador de software en vez de “director general”. Asimismo, le creo más a un veinteañero que me diga que es un entusiasta del diseño a que se diga un experto en el tema. Cierto, la mayoría de las empresas busca a un experto, pero el punto es hacer creíble tu perfil de internet.

2. Usa un buen correo electrónico.
Si de verdad quieres dar la imagen de un internauta actualizado debes de utilizar un correo electrónico de un host actual. Por ejemplo, hoy en día hay muy pocos que siguen utilizando http://mx.starmedia.com/ o www.aol.com para revisar su correo electrónico. Te sugiero usar el obligado Gmail o en su caso Yahoo! o Hotmail. Además, un mail con nombre y apellido del propietario siempre da una imagen de profesionalismo.

3. Incluye tu número de teléfono en tu perfil profesional en línea. Esto aumenta la probabilidad de que un reclutador o empleador se comunique contigo. Si no te sientes del todo cómodo compartiendo tu número de teléfono con todos puedes usar otros servicios como Google Voice.

4. Utiliza medios de comunicación social.
Alguien que está más conectado en el mundo digital probablemente tendrá más posibilidades de contactar colegas, empleadores, o simplemente aumentar su número de contactos.

Como adicional a este consejo, es recomendable poner tu nombre real, pues además de darle un tono serio al perfil, eso hará que seas mucho más fácil de localizar a aquellos que quieran contratarte.

5. Si tu perfil es profesional no uses Facebook. Esta red social es muy poco utilizada para encontrar talentos y mayoritariamente te llegará información que no necesitas. Salvo que tengas una empresa establecida sería recomendable que le abrieras una cuenta.

6. Sé consciente de tu imagen profesional.
No tiene nada de malo poner en tu perfil profesional una imagen tuya con tu familia o en una reunión, pero cada imagen tuya dice algo sobre ti. Recuerda que tu perfil en línea puede ayudarte mucho para encontrar un empleo, pero también puede ser una maldición si no sabes cómo utilizarlo.

Si quieres compartir imágenes más casuales con tus amigos sería recomendable que abrieras otra cuenta con acceso a sólo unos cuantos.

7. Consigue tu propio dominio.
Algunos profesionales tienen su propio sitio web donde muestran sus logros, curriculum vitae, y entradas de Blog. Cabe resaltar que es una página personal propia, ajena a la empresa.

Quienes cuentan con un sitio así por lo general causa una gran impresión a reclutadores, competencia y en los colegas. Un portal personal nunca debe de confundirse con una red social personal, sólo se debe de poner lo que en un futuro pueda servir para tu currículum vitae.

8. Interactúa de forma profesional. Sin importar si es tu propio dominio o es tu red social, asegúrate de elegir bien qué tipo de información distribuirás. Por lo general, información relacionada a lo que haces le dará coherencia a tu imagen. Por ejemplo, si eres arquitecto sigue a los medios o personas que tengan que ver con tu profesión y brinda datos útiles para ellos. Además, si es lo que te gusta de seguro no te costará trabajo y ampliarás tus conocimientos.

No todo tienes que estar distribuyendo información, puedes interactuar con tus contactos y poner algunas opiniones o pensamientos tuyos. Sin embargo, recomiendo mucho hacerlo en base a la cordialidad.

9. Elimina contactos inapropiados. Esto incluye los mensajes inadecuados o contactos de medios sociales que no sean serios. Verifica que absolutamente todo concuerde con tu perfil profesional. De nada te servirá dar información útil si todos los que sigues distribuyen contenido poco serio o cuestionable.

10. Envía comentarios inteligentes. Si deseas llamar la atención y quieres que otros se unan a tu red, eventualmente brinda opiniones cortas e inteligentes. Muchas veces un comentario ingenioso y bien pensado llama la atención de los demás.

De acuerdo con Joel Garfinkle, entrenador de trabajo y autor de Getting Ahead: Cuando contribuyes con comentarios atinados en línea es una oportunidad para causar una impresión positiva.

11. Blog, blog, blog. Un Blog es una buena forma de compartir tus conocimientos y experiencia, pero no lo intentes si la escritura no es tu fuerte. Cualquiera puede escribir un Blog, pero no todos pueden hacerlo bien. Si es tu caso hazlo, y de ser posible toca temas profesionales. Esto sin duda te pondrá en la mira de clientes y reclutadores.

 

  1. ¿Por dónde empezar? Linkdln y Viadeo son las redes sociales profesionales por excelencia, obligado considerarlas si quieres tener un buen perfil profesional. Como mencioné, no sugiero Facebook para fines profesionales de usuarios, así que otra red para empezar podría ser Twitter. ¿Qué hay de Google +? La red social de Google está en pleno crecimiento, por lo que aún faltan muchas personas que se integren, mientras eso pasa es mejor esperar un poco antes de centrar esfuerzos en ella.

 

La semana pasada comencé mi perfil en Twitter, sígueme:  @Cvillasen