Consejos

Consejos básicos para proteger tus dispositivos de virus informáticos

Los dispositivos inteligentes –como relojes y televisores inteligentes, enrutadores y cámaras– se conectan entre sí y constituyen el creciente fenómeno del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), una red de dispositivos equipados con tecnología integrada que les permite interactuar entre sí o con el ambiente externo. virus informáticos

Debido al gran número y variedad de dispositivos, el IoT se ha convertido en un objetivo atractivo para los ciberdelincuentes. Al hackear con éxito los dispositivos IoT, los criminales pueden espiar a las personas, chantajearlas y hasta convertirlas discretamente en sus cómplices. Peor aún, botnets como Mirai y Hajime han demostrado que la amenaza está en aumento.

Los expertos de Kaspersky Lab han llevado a cabo investigaciones sobre el malware IoT para examinar la gravedad del riesgo. Han creado honeypots, redes artificiales que simulan las redes de diferentes dispositivos IoT (enrutadores, cámaras conectadas, etc.), para observar cómo el malware intenta atacar sus dispositivos virtuales. No tuvo que pasar mucho tiempo, pues los ataques que utilizaban muestras maliciosas conocidas y previamente desconocidas comenzaron casi inmediatamente después de instalar el honeypot.

Lo que hace peligroso a este problema es su alcance potencial. Según los expertos de la industria, ya hay más de 6 mil millones de dispositivos inteligentes en todo el mundo. La mayoría de ellos ni siquiera tienen una solución de seguridad y sus fabricantes, por lo general, no producen ninguna actualización de seguridad ni nuevo firmware. Esto significa que hay millones y millones de dispositivos vulnerables, o quizás incluso dispositivos que ya han quedado afectados.

 

Para proteger los dispositivos, los expertos en seguridad de Kaspersky Lab aconsejan lo siguiente:

  1. Si no es necesario, no acceda a su dispositivo desde una red externa
  2. Deshabilite todos los servicios de red que no necesite para usar el dispositivo
  3. Si hay una contraseña estándar o universal que no se puede cambiar, o no se puede desactivar la cuenta preestablecida, deshabilite los servicios de red en los que se utilizan, o cierre el acceso a redes externas
  4. Antes de utilizar el dispositivo, cambie la contraseña predeterminada y asigne una nueva
  5. De ser posible, actualice regularmente el firmware del dispositivo a la versión más reciente.

 

virus informáticos virus informáticos virus informáticos virus informáticos virus informáticos virus informáticos virus informáticos

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>