Consejos

Consejos para que los negocios estén preparados ante una ciberamenaza

Cuando se trata de una ciberamenaza, solía haber dos tipos de personas: aquellas enfocadas en crear un sistema cerrado que nunca pudiera ser violado, y quienes reconocieron que las tecnologías convergentes requieren un enfoque más centrado en el ecosistema.

Muchos de los que pasamos por el mundo de los sistemas de seguridad física, habríamos estado firmemente en el primer campamento.

Pero a medida que la industria ha pasado de ser analógica a la tecnología basada en IP y al nuevo ecosistema de IoT, todas las medidas de ciberseguridad puestas en juego (o la falta de ellas) pueden afectar todo lo demás en la red.

Ahora hay prácticamente un solo tipo de persona: quienes creen que es imperativo que nuestros sistemas y dispositivos no solo converjan en un nivel operativo, sino también en un nivel de ciberseguridad.

Conoce algunos consejos para fortalecer la seguridad informática en los negocios:

• Asegure una red de sistemas interconectados

En un ecosistema convergente, como un escenario de seguridad física basado en IP, las amenazas y vulnerabilidades cibernéticas se vuelven mucho más complejas. No solo aumenta la cantidad de componentes, también aumenta la cantidad de proveedores que suministran esa tecnología y la cantidad de usuarios que acceden a ellos. Para mitigar los riesgos en este tipo de ecosistema abierto, es necesario que todos los proveedores operen con el mismo libro de jugadas de ciberseguridad.

• Las políticas de seguridad son claves

¿Podría existir una solución de aplicación universal? La respuesta es NO, ya que cada organización tiene necesidades de ciberseguridad específicas y únicas, no existe tal configuración de ciberseguridad. En su lugar, es importante contar con un conjunto de políticas de seguridad de la información para definir el alcance de la seguridad requerida.

Sin embargo, no se trata sólo de tener una política vigente. Como señaló IDC en su informe “Smart City: Secure by design” del año pasado, “también se trata de garantizar que todas las partes involucradas en la gestión del ecosistema de la ciudad sigan los estándares de la política de seguridad”.

La cantidad de dispositivos conectados en las ciudades seguirá creciendo rápidamente y las ciudades se verán afectadas por incidentes de ciberseguridad más o menos graves. Por lo tanto, es necesario estar bien preparado, y esto solo se puede lograr de la siguiente manera: Tener una política clara de seguridad cibernética que sea compartida y conocida por partes internas y externas.

• Encontrar un terreno común para mitigar los riesgos cibernéticos

Los fabricantes de TI, seguridad física y tecnología deberían estar trabajando como una unidad cohesiva para alcanzar un consenso sobre los estándares actuales y las tecnologías actuales de mitigación cibernética que realmente reflejen las técnicas de mitigación del riesgo cibernético del “Denominador más alto”.

En la mayoría de los casos, las cámaras de videovigilancia y el sistema de gestión de video (VMS) se seleccionan según dos criterios principales: 1) su uso específico previsto: protección del perímetro, vigilancia en áreas públicas abarrotadas, entradas y salidas de los negocios, etc., y 2) la fuerza del proveedor para satisfacer ese uso específico. Pero hay un tercer criterio que también debe considerarse: ¿el fabricante de la cámara A es compatible con los mismos protocolos de seguridad que el fabricante de VMS B, y estos protocolos se integran perfectamente con el conjunto actual de hardware, software y protocolos de protección cibernética de TI?

• ¿Quién posee la conectividad?

Dado que el ecosistema se ejecuta en la infraestructura de TI, plantea otra pregunta importante: ¿Quién es responsable de la conectividad? ¿Las estrategias de ciberseguridad para los sistemas y dispositivos conectados a la red de seguridad física ahora pertenecen a TI? ¿O el departamento de seguridad física exige que las TI apoyen las tecnologías de seguridad informática incorporadas en las soluciones de seguridad física? La respuesta más simple es que la administración de la seguridad física necesita trabajar con integradores y fabricantes para diseñar soluciones que sean inherentemente compatibles con las metodologías actuales de TI para la mitigación del riesgo cibernético.

• La ciberseguridad es un esfuerzo de equipo

Las similitudes en las tecnologías de protección cibernética entre IoT y seguridad física pueden ser evidentes, pero hay algunas preocupaciones clave que deben permanecer a la vanguardia de cualquier creador de sistemas. No importa que tan sofisticados se vuelvan los dispositivos y sistemas de IoT, todavía funcionan en un mundo de TI.

Y como tales, deben adoptar una estrategia de protección cibernética cooperativa. Las tecnologías maduras de IoT, como la seguridad física, deberán evolucionar para beneficiarse de algunas de las nuevas técnicas de protección cibernética de IoT.

una ciberamenaza una ciberamenaza una ciberamenaza una ciberamenaza una ciberamenaza una ciberamenaza

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>