BLOG

Nokia 6.1: Análisis, precio, características ¿Deberías comprarlo?

HMD Global es la empresa que adquirió las licencias sobre el nombre de la mítica Nokia. Desde luego, quiere revivir a la marca y para ello lanzó este año varios equipos, entre ellos el Nokia 6.1. Este smartphone tiene altas y bajas muy definidas que nos permite dar una opinión concreta.

A estas alturas HMD Global ha lanzado ya unos pocos smartphones bajo la marca de Nokia, y sería demasiado pedir que sus equipos fueran excelentes desde el comienzo. Sin embargo, sí que es verdad que para adquirir el nombre tan afamado como es Nokia, se esperaría un equipo que cuando menos estuvieran a la vanguardia y a la par en tecnologías como sus competidores. Y en ese sentido este teléfono se queda corto.

Conoce a fondo sus puntos fortalezas y debilidades y decide si es el smartphone que necesitas. En la página de movistar México el equipo tiene un precio en prepago de $6,999.00.

 

Resultado de imagen para nokia 6.1 colores

 

Lo bueno: El diseño del equipo cumple con el propósito de ser muy estético. Es uno de los mejores diseños en un smartphone con acabado aluminio lanzados este 2018.

Si bien no es una función exclusiva de Nokia, el equipo es de los primeros en disponer de Android One, una versión “Ligera” de Android.

Lo malo: El diseño es estético, pero al mismo tiempo es muy clásico y no muy práctico: tiene gruesos biseles arriba y abajo de la pantalla, es grande y un poco pesado comparado con equipos de display de mayor tamaño. Dicho de otro modo, por su formato de pantalla (16:9), dimensiones y peso; el equipo luce como un smartphone lanzado en 2016.

En especificaciones el equipo se queda muy justo considerando su precio, ya que hemos visto equipos un poco más baratos y con mejor procesador, memoria interna, etc. Si bien es cierto que Android One ayuda bastante a que el desempeño del equipo sea fluido, algunas aplicaciones pesadas serán “digeridas” por el Nokia 6.1 con cierta dificultad.

OJO: nosotros utilizamos para este Review el equipo con 32GB en memoria interna y 3GB en RAM

Conclusión: El Nokia 6.1 tiene muchos puntos buenos que nos han gustado bastante, pero no es precisamente el mejor smartphone ni el más moderno. Pero no todo está perdido, el equipo puede ser una excelente opción de comprar para determinados usuarios nostálgicos, fans de la marca, o que utiliza su smartphone principalmente para la comunicación, dejando en segundo plano la multimedia, la fotografía, etc.

 

 

Diseño

El Nokia 6.1 en su modelo Negro/Cobre tiene un diseño tan llamativo que incluso podría ser una de las mejores características de todo el equipo. 
El smartphone a primera vista se ve un poco como “armatoste”, ya que es grande en todo sentido (14.8 x 75.8 x 8.15 mm / 172 gramos). Y aunque sí que es verdad que hay dispositivos más pesados, para la gama media 172 gr está por encima del promedio. Por ejemplo, el Moto G6 Plus con pantalla de 5.9” pesa sólo 167gr, P20 Lite con pantalla de 5.8” tiene un peso de 145 gr; y la lista podría seguir y seguir.

Todo esto se compensa un poco viendo la muy estética combinación de colores del Nokia 6.1 en el modelo Negro/Cobre. El equipo luce colores que además de ser poco vista actualmente (La tendencia desde hace muchos meses es colores sólidos dorado, negro y gris) da como resultado un smartphone elegante, sobrio y que al mismo tiempo luce lujoso.

Hay que darle crédito a Nokia, ya que actualmente prevalecen los acabados brillantes tipo espejo con materiales de cristal. Y si bien  aún están muy vigentes los acabados en aluminio dentro de la gama media, la marca reinventó un poco este diseño y se creó un diseño propio y estilizado.

En la cara frontal se aloja un display de 5.5 pulgadas que arriba y abajo tiene gruesos marcos negros que actualmente ya lucen anticuados, ya que la actual tendencia son pantallas Full View con marcos reducidos.

 

En el marco izquierdo fue posicionada el Slot para la tarjeta SIM y para la memoria MicroSD. Y en el costado derecho están los botones de volumen y encendido. En tanto, en el borde inferior están la bocina principal, entrada USB Type C y un micrófono.

En la parte trasera se encuentra una carcasa que al ser de aluminio, como ya hemos mencionado, no se le quedan marcadas tanto las huellas digitales como en el material de cristal. También la cámara principal y sensor de huellas digitales  están en la parte posterior, todo adornado con un simple pero llamativo marco color cobre. Arriba del lente de la cámara principal se encuentra un segundo micrófono.

 

 

En pocas palabras


El formato de diseño 16:9 del Nokia 6.1 es funcional pero anticuado. También, este smartphone es de un tamaño muy grande para tener una pantalla de tan sólo 5.5”. Con esas dimensiones (14.8 x 75.8 x 8.15 mm) hubiera sido posible colocar un display de cuando menos 5.8”, pero no es así.

En contraste, Nokia lo hizo excelente a la hora de idear una combinación de materiales y colores que le dan una apariencia elegante y al mismo tiempo lo hacen inconfundible, ya que no hay otro smartphone que se le parezca estéticamente hablando. Y esto es mucho más difícil de conseguir de lo que parece.

 

Multimedia

 

La pantalla de 5.5 pulgadas es de tecnología IPS LCD con resolución a 1,920×1,080 pixeles que lo cataloga dentro de la categoría FullHD. Ofrece 400 pps (pixeles por pulgada) que quiere decir que ofrecerá imágenes nitidas sin llegar a ser excelentes. Recordemos que mientras más pps ofrezcan, más nitidez obtendremos. Y en este sentido el Nokia 6.1 se queda un poco “justito” tomando en cuenta su precio.



Los videos y videojuegos con gráficos en Full HD lucen correctos. Con una mayor resolución no se despliegan como deberían, pero la resolución que posee el Nokia 6.1 será suficiente para apreciar en todo su esplendor videos, imágenes y videojuegos en una calidad alta.

En lo que a potencia se refiere, la bocina principal del equipo se queda en lo que se podría esperar de un teléfono de la gama media. El sonido no ofrece un sonido espectacular, pero será suficiente para escuchar música en una habitación grande. Tampoco esperes un sonido de 1a calidad con tonos agudos claros y con graves demasiado profundos porque la bocina no llega  a tanto.

En pocas palabras

El Nokia 6.1 no brilla en el apartado multimedia. Si bien tampoco defrauda, lo más probable es que no será suficiente para los gamers de hueso colorado o los que gustan de ver imágenes y videos de muy alta calidad.

 

 

Rendimiento


  • Procesador: Snapdragon 630, ocho núcleos a 2.2GHz
  • RAM: 3GB/4GB
  • Almacenamiento: 32GB/64GB
  • Expansión de almacenamiento: MicroSD hasta 128GB
  • Pantalla: 5.5 pulgadas IPS LCD, 1,920×1,080 pixeles, 16:9
  • Cámara principal: 16 megapixeles, f/2.0
  • Cámara frontal: 8 megapixeles, f/2.0
  • Conectividad: USB Tipo C, conector de audífonos, Bluetooth 5.0, LTE, GPS, NFC
  • Batería: 3,000mAh
  • Audio: Dos micrófonos Nokia OZO, una única bocina con amplificador inteligente
  • Diseño: Aluminio serie 6,000
  • Colores: Negro y cobre; blanco y hierro; azul y oro


El rendimiento del equipo va de la mano del procesador Snapdragon 630 que hemos revisado a fondo en otras ocasiones. En los benchmark que hemos realizado a este chipset vence por poca ventaja al Kirin 659 de Huawei e incluso al Exynox 7880 de Samsung.

En lo que refiere al rendimiento general del equipo se comporta bastante bien con aplicaciones cuando se utiliza una o dos intercalando su uso. Pero al momento de ir agregando más aplicaciones durante el día, el equipo mostraba ligeros retrasos cuando se dejaron muchas aplicaciones abiertas. Tuvimos también algunos momentos de lentitud con la aplicación de Facebook cuando teníamos más de cinco aplicaciones abiertas. Aunque el dispositivo se recuperaba rápidamente.

Atribuímos estos mínimos retrasos a los 3GB en RAM con los que dispone el smartphone, es evidente que le caería muy bien los 4GB. Destacamos que no todos los mercados cuentan con la versión 4GB/64GB, pero te la recomendamos un poco más que la 3GB/32GB. Eso sí, revisa la diferencia de precios.

 


En el caso de videojuegos el dispositivo desplegó bastante bien títulos como Angry Birds e incluso con gráficos más exigentes e y en modo multijugador. Sin embargo, no te recomendamos tener muchas apps abiertas al unísono al momento de estar jugando.

La batería es de 3000 mAh, que es lo mínimo que se podría esperar en un teléfono de estas características. Ofrece 8 horas de autonomía con un uso constante y unas 10 horas con un uso moderado. El tiempo tiene carga rápida y tarda aproximadamente una hora con treinta minutos en llenar de cero al 100%.

 

                  


En lo que refiere Android One, se despliega sin ningún inconveniente. Cumple con ofrecer una experiencia fluida y pura. No obstante, si tenemos algún pero con el equipo es que al momento de conectarse el equipo a internet descarga aplicaciones de Telcel y Claro Video.

 

 

En pocas palabras

El Nokia ofrece un rendimiento bueno a secas. Se nota que los 3GB son de poca ayuda para el procesador Snapdragon 630.

Si eres un gamer ocasional el equipo será suficiente, pero si gustas de jugar los títulos más exigentes del momento, tal vez este equipo no es para ti. En cambio, para redes sociales y comunicación el dispositivo se comporta sin grandes problemas.

 

 

Cámaras

 

El lente Zeiss del Nokia 6.1 te permitirá tomar imágenes ocasionales y sin demasiadas pretensiones. Como por ejemplo, sólo compartir fotografías de momentos importantes y sin agregarles demasiados efectos.


Todas las tomas que obtuvimos con este smartphone fueron bastante correctas, pero los colores siempre fueron un tanto opacos. Esto no es un defecto como tal, ya que los colores también se pueden tachar de “naturales” y sin los realces de colores que ofrecen otras cámaras de smartphones. El usuario decidirá si esto es de su gusto o no, pero no hay duda que las fotos ofrecen tonalidades discretas.

En las siguientes cuatro fotografías se muestra siempre el mismo caso: Colores naturales y una gran nitidez.


 

 

 

Lo que sí puede mejorar en la cámara son los ajustes automáticos en el balance de blancos, ya que con regularidad no ofrece los mejores resultados. No siempre reconoce correctamente la luz en el ambiente e ilumina demasiado la toma, todo esto resulta en fotografías sobreexpuestasSi bien se puede tocar diferentes puntos de la pantalla para que el ajuste de blancos sea el correcto, el modo automático además de ser un poco lento no siempre es el correcto.

 

Esta fue la mejor toma que pudimos obtener. El ajuste automático hizo que la zona bajo la sombra luciera iluminada pero también hizo que el cielo se viera excesivamente iluminado.

 

Los ajustes automáticos de cámara lograban esta toma con el brillo demasiado alto.

Sólo después de buscar un balance de blancos correcto tocando en diferentes puntos de la pantalla logramos esta toma, pero nos tomó algunos segundos.

 

Un punto a favor de la cámara es que la nitidez de las imágenes casi siempre es muy buena. En tanto, su menú para ajustes profesionales ofrece todos las configuraciones necesarias.

 

Nokia apuesta por el modo “Bothie” para tomar las selfies. Consiste en tomar una foto con la cámara frontal y trasera al mismo tiempo. Se puede hacer de dos maneras, ya sea que la fotografía se divida en dos partes iguales, una con tu cara y el otro tomando el lugar donde te encuentres

 

O puedes tomar una foto o video con la cámara posterior y un pequeño recuadro con tu cara se colocará en una de las equinas. Si hay una pequeña limitante en esta función es que no podrás hacer grandes ajustes a las cámaras.

 

En pocas palabras

Las cámaras son buenas y poseen muy pocos defectos, pero el verdadero problema es que si lo  comparamos con otros equipos, las fotografías que consigue el Nokia 6.1 literalmente palidecen ya que muestran imágenes bastante simples.

Por su lado el modo Boothie funciona perfectamente, pero no podríamos tacharlo de una función indispensable, o que sea exclusiva dentro de los Android, pues ya existen algunas aplicaciones que toman también este tipo de fotografías.


Veredicto de PC World México

 

¿Deberías comprar este teléfono?

 

El Nokia 6.1 es un dispositivo de gama media que no defrauda para nada. Su hardware es adecuado para su segmento, toma buenas fotografías y tiene un muy buen diseño. El equipo no tiene grandes defectos, salvo su gran tamaño y peso.

Con todo y ello este smartphone no pasa de ahí. Su único defecto (si es que se le puede llamar así) radica en que si lo comparamos con otros equipos lanzados este año, el Nokia 6.1 se queda  bastante corto tanto en hardware como en valores agregados.

 

 

Es por ello que no podríamos recomendar del todo al Nokia 6.1, pues siendo totalmente honestos no tiene los suficientes distintivos como para decirse que es superior en ningún aspecto a otros equipos del mismo precio de $7,000 pesos.

Como dijimos al principio de este Review este equipo será indicado para aquellos fans de la marca Nokia, también es ideal para los que no necesiten grandes especificaciones en hardware para desplegar la multimedia más exigente. O los que no toman demasiadas fotografías con su smartphone.

Definitivamente HMD Global hizo un buen trabajo con el Nokia 6.1, pero al parecer se olvidó que los tiempos han cambiado y la guerra en el mercado de los smartphones es mucho más complicada que antes. Es evidente que los fabricantes chinos han logrado hacer muy buenos equipos y a muy buen precio. Esto ha afectado a el resto de smartphones, ya que ahora el criterio es ver quién da más por menos.

HMD Global deber “correr” y dotar a sus equipos de un valor agregado exclusivo para convertirse en un verdadero competidor para marcas como Motorola, Samsung y Huawei. Esperemos que además de ser pronto se trate de un diferenciador que de verdad sea “deseable” para los consumidores y sobre todo a un precio competitivo.

 

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>