Reportajes especiales

El futuro de la educación: realidad virtual en el salón de clases

Los días de memorizar apuntes y escuchar largos sermones en el salón de clase podrían llegar pronto a su fin, gracias a la implementación de nuevas tecnologías en la educación.

Esta práctica, más que una tendencia, parece estar convirtiéndose rápidamente en el futuro de la educación. De hecho, una gran cantidad de los profesionales que trabajan en este campo ya están familiarizados con conceptos como realidad aumentada, realidad virtual, e-learning y aprendizaje mixto.  

Quienes definitivamente apuestan por estos avances son los gigantes del Internet -Apple, Microsoft, Facebook y Google- quienes invierten grandes sumas en el estudio y desarrollo de la realida virtual. ¿Será que este es el comienzo de un cambio en la forma en que concebimos la educación y el entretenimiento?

El conocimiento puede ser adquirido a través de libros, pero la experiencia no. Aprender los fundamentos es una cosa, aplicarlos a una situación teórica es otra, pero aplicarlos a una situación real es algo completamente distinto y mucho más complicado.

En Lausana, Suiza, la Ecole Hôtelière de Lausanne (EHL) -la escuela de hospitalidad número uno en el mundo- se une a los pioneros que comienzan a implementar dichas tecnologías en sus aulas. A través de una simulación que se reproduce en sus visores, los alumnos de esta respetada institución aprenden sobre atención a los huéspedes de una forma entretenida y enriquecedora.

Patrick Ogheard, Decano Asociado de Artes Prácticas de EHL, señala:

El sistema de educación dual suizo se basa en la creencia de que la teoría y la práctica van de la mano. Esto es particularente cierto en el contexto de la administración de la hospitalidad.

Nuestro mayor reto pedagógico no es solamente difundir, sino realmente transmitir las tradiciones en la cual se basa la hospitalidad, al mismo tiempo que nos mantenemos al día con este mundo tan cambiante.

La enseñanza debe evolucionar para que los alumnos puedan tener acceso a las mejores oportunidades laborales, por eso integrar la tecnología en esta ecuación ya es, más que novedoso, necesario.

Cualquier educador puede atestigüar que es sumamente difícil llamar la atención de los estudiantes, sobre todo con todas las distracciones que provienen de celulares, computadoras y otros dispositivos. Como consecuencia, en los salones de clase de todo el mundo se libra una batalla en torno a la tecnología y los maestros de hoy en día deben elegir entre luchar contra ella o sacarle provecho.

La realidad virtual en el salón de clases conlleva múltiples ventajas. Una de las más notorias es que fomenta en gran medida la curiosidad; por ello, es un recurso excelente para atraer la atención de los alumnos e involucrarlos en la clase.

A final de cuentas, el objetivo de usar dispositivos como estos es acercarse cada vez más a situaciones de trabajo de la vida real, las cuales involucran un componente emocional que frecuentemente está ausente en los contextos de aprendizaje tradicionales.

Ludificación en la educación

“Nuestros alumnos crecieron jugando videojuegos en los cuales había objetivos, nuevos niveles y retos, los cuales se complementaban con recompensas, un fuerte sentido de competencia e interacción con otros jugadores.

Es muy probable que, cuando eran niños, tuvieran mucha más facilidad y disposición para poner atención a estos juegos que para hacer lo mismo en sus clases. Es por esto que la ludificación es la mejor manera de atraer y retener la atención de los estudiantes en un salón de clases real o virtual.

Las tecnologías de las que disponemos hoy en día ofrecen una gran variedad de oportunidades para motivar e involucrar a nuestros alumnos, pero sobre todo para ayudarlos a convertirse en aprendices activos. La ludificación también es un reto para los miembros de la facultad, ya que no sólo se trata de juegos. Tenemos que conocer a nuestros estudiantes y sus habilidades para poder ajustar los objetivos de aprendizaje de manera correspondiente, tal y como lo hacemos con los métodos tradicionales de enseñanza. El contenido tiene que estar ahí, la ludificación y la tecnología son simplemente nuevas formas de transmitirlo,” afirma Ana-Maria Nogareda, Directora de Asuntos Académicos y Estudiantiles de EHL.

Los retos de la RV

No cabe duda de que las nuevas tecnologías ofrecen diversas ventajas para la educación, pero sería imprudente pensar que son una cura para todos los males de este sector, además de que los retos y problemas que conlleva su implementación aún deben ser analizados y tratados de manera efectiva.

La primera preocupación está ligada al riesgo de que la inmersividad de este recurso podría reducir significativamente la interacción entre individuos y particularmente entre alumnos. Interactuar con otro ser humano es mucho más enriquecedor que interactuar con un avatar. Así mismo, las interacciones con una pantalla nunca podrán reemplazar a las interacciones reales completamente. La interacción entre estudiante y maestro debe mantenerse siempre. Se debe encontrar un balance entre el contenido que se presenta virtualmente y el método de enseñanza regular en el salón de clases.

Otra limitación es el costo de este tipo de recursos. Las escuelas necesitan contar con una infraestructura de sistemas adecuada y suficiente capacidad de banda ancha en su conexión de wifi para poder sacar provecho de el uso simultáneo de estas herramientas.

Sin embargo, aunque su implementación aún puede parecer un lujo para muchos, se espera que los costos bajen rápidamente con el tiempo; esto, combinado con una capacitación para el personal docente en torno a las nuevas tecnologías, será esencial para que el salón de clases high-tech se continúe desarrollando en cada vez más instituciones.

Para más información e imágenes, favor de comunicarse con los contactos de prensa enlistados debajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>