BLOG

¿Harto de Windows? 3 sistemas operativos de escritorio alternativos

¿Harto de Windows? 3 sistemas operativos de escritorio alternativos

Renovarse siempre es una buena idea, incluso para los usuarios más empedernidos de Windows. Te mostramos tres sistemas operativos de escritorio que podrían hacer que reconsideres seguir usando el clásico Sistema Operativo de Microsoft.

Utilizo Windows 7 y no tengo intenciones de actualizarme a Windows 8. No me malinterpreten, he probado y reseñado este último SO, y lo he recomendado muchas veces. ¡Es genial! Pero simplemente los mosaicos interactivos no son para mí. Windows 8.1 tiene bastantes mejoras que lo hacen más amigable, pero sigue sin serme suficiente.

Si lo que quieres es cambiar tu sistema operativo y probar algo diferente a Windows, te propongo tres sistemas operativos totalmente diferentes, pero no por eso malos. En algunas puntos son mucho mejores que Windows.

Mac OS X

Podría apostar que absolutamente todos los usuarios de Windows que han saltado a Mac OS al principio tuvieron problemas para adaptarse al SO de Apple. Es normal, ya que en algunos aspectos son radicalmente diferentes. Sin embargo, sólo es cuestión de un par de horas para aprender lo más básico y lo demás fluye de forma sencilla. Además, Mac OS tiene como Plus un bonito diseño agradable a la vista.


Si bien Apple ya no es la misma marca High End de hace cinco años, una de sus joyas que aún brilla es su sistema operativo de escritorio.

No le tengas miedo, tal vez ese odio que le tienes podría convertirse en amor, ya que si bien es diferente, es muchísimo más estable que Windows. Y esto te lo asegura un servidor, que utiliza ambos sistemas operativos a diario.

Pros

La ventaja más evidente ante Windows es que tiene muchísimos menos problemas de seguridad. Si bien Mac OS X no es infalible, tendrás menos dolores de cabeza gracias a los peligros de la Web.

OS X también tiene la actual ventaja del precio. Microsoft cobra U$D 120 por la versión completa de Windows 8.1, mientras que Apple ofrece la última versión de OS X (Mavericks) gratis. Y viene con su propia Suite de productividad (iWorks), cuenta de correo con dominio propio, aplicaciones de mensajería instantánea, etc.


Contras

Desgraciadamente las máquinas Mac aún son muy costosas. Sí, su hardware es genial, pero con lo que gastarías en una Mac te podrías comprar dos PC de rango medio alto.

Una opción sólo si tienes buen presupuesto.

Linux

Si deseas instalar un nuevo sistema operativo en el ya existente, Linux es la alternativa obvia. En términos generales, Linux es mucho menos exigente en requisitos de hardware y es mucho más amigable con los equipos antiguos.


Linux ha avanzado mucho desde sus inicios y ahora viene preinstalado en algunos equipos de Acer, Asus y Dell.

También, es mucho más personalizable que Windows, ya que este último sólo ofrece principalmente cambios estéticos. En cambio, Ubuntu va más allá y te permite cambiar algunas funciones. Tampoco olvidemos que Linux es sumamente fácil de manejar y tiene un aspecto escritorio familiar a Windows.

Pros

Linux como toda la paquetería que viene consigo es gratuita, y es bastante eficaz y funcional. En lo que refiere a velocidad del SO, en mi pruebas la última versión de Linux corrió fluidamente en una máquina que no fue capaz de correr a buena velocidad Windows 7, demostrando una vez más que es un SO muy ligero.

Otra de sus bondades es que puedes elegir la interfaz de escritorio entre la predefinida con aspecto de Windows o entre KDE y GNOME. Incluso puedes instalar un entorno muy parecido a Windows XP.

Al igual que Mac OS X, Linux puede ejecutar Windows en arranque dual o en forma de máquina virtual. Herramientas como Wine pueden ejecutar software de Windows de forma nativa en Linux.

Contras

Vas a tener que reemplazar todas las aplicaciones que utilizas, y tendrás que buscar software y controladores de periféricos y reemplazarlos con sus equivalentes Linux.

El hecho de que Linux es de código abierto puede ser un arma de doble filo en cuanto al soporte técnico y solución de problemas. No obstante, los problemas más comunes pueden ser solucionados si consultas foros en línea.


Chrome OS

Chrome OS, desarrollado por Google, es el SO de escritorio más reciente y novato. Es una plataforma centrada en la Web que, básicamente, hace al propio navegador el sistema operativo.

Sí, es un poco extraño y también es complicado de hallar en México, pero bien vale la pena darle la oportunidad a este Sistema Operativo. Al fin y al cabo Google casi nunca nos decepciona con sus productos y servicios.

Pros

Por ahora sus problemas de seguridad son muy pocos, ya que son contados los virus y malware que atacan específicamente a este SO.

La plataforma basada en la Web de Chrome OS aprovecha la computación en la nube y todas las ventajas que ésta puede ofrecer.  Y si ya eres fan de los productos y servicios de Google, Chrome OS puede ser la combinación perfecta, ya que se integra y sincroniza de forma nativa con todos los dispositivos Android.

Contras

En la otra cara, si no utilizas los servicios de Google (algo poco probable), Chrome OS, posiblemente no es para ti. Puedes utilizar Office 365 y SkyDrive, y otros servicios ajenos a Chrome OS, pero es un poco como remar contra la corriente, o tratar de encajar una clavija cuadrada en un enchufe redondo. Dicho de otro modo, tendrás que usar las herramientas de Google para tener una experiencia completa. Pero no, esto no es tan malo. Drive, Google Docs, etc.; son bastante buenas y funcionales.

Dado que la mayoría de las funciones y servicios de Chrome OS están vinculados a la nube, Chrome OS está muy ligado a la conexión a Internet.

Google recientemente lanzó aplicaciones que se pueden ejecutar sin conexión, pero no son el software con todas las funciones que encontrarías en Windows, Mac OS X o Linux.


Renovarse o morir

Prueba algunas de estas sugerencias, es muy probable que al menos una de ellas satisfaga tus necesidades. Si lo que te preocupa es que todas poseen una interfaz y manejo muy diferente a Windows, piensa que el problema de tener que aprender a usar un SO operativo nuevo te pasará tarde que temprano, aún con el mismo Windows 8 y superiores.  Además, nadie te garantiza que la próxima actualización resulte en un Windows totalmente nuevo.


Tony Bradley colaboró con este artículo. @tonybradleybsg

Tips, descargas y recomendaciones. Sígueme en Twitter: @Cvillasen