Tendencias

La supercomputadora MareNostrum 4 realizará importantes tareas de investigación

Esta supercomputadora llamada MareNostrum 4 realizará importantes tareas de investigación que seguramente beneficiarán a la humanidad.

Durante los próximas cuatro meses realizará actividades de investigación sobre el cambio climático, las ondas gravitacionales, la vacuna contra el sida, nuevas terapias de radiación contra el cáncer y simulaciones sobre la producción de energía de fusión, entre otros.

El equipo, propiedad del Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS) y sito en la capilla de la torre de la Universidad Politécnica de Cataluña, está íntegramente destinado a la generación de conocimiento científico. Así, dedicará a esta actividad 11.100 billones de operaciones por segundo, es decir, 11.1 Petaflops. Una potencia diez veces superior a su antecesor, el MareNostrum 3, que se instaló entre los años 2012 y 2013.

Esta computadora, en concreto, será útil para la investigación básica y aplicada por su capacidad para realizar grandes cálculos ejecutar grandes simulaciones complejas y analizar grandes volúmenes de datos. Hoy en día los superordenadores son utilizados prácticamente por todas las disciplinas científicas, desde la astrofísica o la física de materiales, pasando por la biomedicina, y también por la ingeniería y por la industria.

Entre los proyectos que ejecutará MareNostrum 4 durante su primer cuatrimestre de producción, empezó a operar el pasado 29 de junio, se incluyen investigaciones sobre el cambio climático, las ondas gravitacionales, la vacuna contra el sida, nuevas terapias de radiación contra el cáncer y simulaciones sobre la producción de energía de fusión, entre otros.

El nuevo sistema, que continuará creciendo con el tiempo, aparece en el puesto número 13 de la lista Top500. Asimismo, y según el centro de supercomputación, se encuentra a disposición de los científicos de toda Europa a través de procesos de selección gestionados por comités científicos. Para poder utilizarlo, los investigadores deben presentar una petición a la Red Española de Supercomputación (RES) que da acceso al 16% de las horas de cálculo de la máquina, o a PRACE (Partnership for Advanced Computing in Europe) que gestiona el acceso al 80% de las horas de cálculo. El 4% restante está a disposición de los investigadores del BCS-BNS.

-PC World España.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>