BLOG

Las impresoras 3D traerán más piratería

Las impresoras 3D traerán más piratería

Las impresoras 3D te permiten imprimir cualquier objeto con volumen, ya sea un engrane, una figura, etc. Así que los piratas se están concentrando en estas nuevas tecnologías para poder falsificar desde artículos para su venta hasta objetos que pondrán en riesgo la seguridad ¿La tecnología 3D será un problema en el futuro?

Una impresora 3D puede imprimir cualquier objeto tal cual lo hace una impresora de papel con un documento. Como toda tecnología innovadora, es muy cara, sin embargo, en un futuro cercano serán mucho más accesibles. Esto revolucionará a la industria, pero también la seguridad de los usuarios. De hecho, ya se empiezan a ver los peligros que traerá la impresión 3D.

¿Cómo es la llave de tu coche?

Cuando puedas replicar cualquier objeto con facilidad pronto te darás cuenta de que hay un montón de objetos que no deseas que otros dupliquen. Algunos ejemplos obvios son las llaves de tu casa, oficina y coche – sin embargo, conocedores de estas tecnologías ya han hecho precisamente esto: Molde de la llave, crear un modelo 3D y a empezar a hacer copias baratas de llaves.

Si eres el propietario legítimo, la impresión 3D te habrá dado un método rápido y relativamente barato de generar copias de seguridad, pero el proceso podría ser muy mal utilizado. Por ejemplo, un miembro del grupo alemán Sportsfreunde Der Sperrtechnik – Deutschland eV utilizó su impresora 3D para crear una llave para abrir esposas llevado por la policía holandesa.

Sorprendentemente, fue capaz de medir y reproducir con precisión la llave con nada más que una fotografía de la llave colgada de la correa de un oficial de policía, más algo de matemáticas básicas para calcular su tamaño. Después, imprimió una copia de la llave de prueba y al ver que funcionaba subió a internet el modelo para que cualquiera que lo deseara la imprimiera.

Esto es sólo el comienzo

En septiembre de 2011, una banda fue procesada después de robar más de $ 400,000 dólares con skimmers ATM. Skimmers son los dispositivos que caben en un cajero automático y roban la tarjeta de débito o información de tarjetas de crédito. Sí, fueron hechos gracias a impresoras 3D.

Asimismo, el año pasado un servicio de impresión en 3D llamado i.materialise recibió un pedido de un skimmer de cajero automático. Obviamente lo rechazó. “Afortunadamente, nuestros ingenieros se apresuraron a reaccionar”, dijo i.materialise en su blog, “y después de comunicarse con el cliente, se tomó la decisión de rechazar la orden. No apoyamos la actividad criminal y haremos todo lo posible para prevenir posibles delitos”.

Aunque la mayoría de los consumidores probablemente no puede permitirse comprar una impresora en 3D de alta calidad, con una versión casera como la MakerBot –cuesta 1,299 dólares- basta para hacer un skimmer, llaves y mil objetos más que podrían ser utilizados para robar.

Otro de los “fenómenos” que se están dando gracias a las impresoras 3D es que varios foros de simpatizantes de las armas  están subiendo modelos 3D para poder imprimir rifles y pistolas con un realismo destacable, mismas que pueden ser utilizadas para engañar a incautos. De hecho, creen posible poder imprimir un rifle que dispare balas.

En pocas palabras, ahora será mucho más sencillo portar armas, robar dinero de tu tarjeta de crédito, robarte tu auto y un sin fin de ideas que seguramente surgirán en el futuro. Una vez más queda expuesto que conforme se lanza una nueva tecnología, nace un nuevo estilo de piratería.

¿Una nueva ley?

Todo esto seguramente traerá a mediano o largo plazo el nacimiento de una nueva ley: la que restrinja las impresiones 3D, pero desde ya se puede ver que -como todas las leyes antipiratería- no será muy útil. Siempre habrá quienes sean arrestados por imprimir objetos ilegales, y otros más surgirán.

Esperemos que a la par de este sombrío panorama obtengamos los suficientes beneficios para que la impresión 3D valga la pena haber sido desarrollada.

¿Te fue útil este Blog? No olvides visitar mis otras publicaciones.