Tendencias

Nueva tendencia: músicos (algunos nominados al Grammy) hacen sus canciones con un iPad

music-to-ipad music-to-ipad

La música evoluciona conforme a las nuevas tecnologías y hoy día hacer música con un iPad es de lo más común. Sin embargo, llama la atención que muchos músicos profesionales actualmente prefieran este dispositivo para componer sus éxitos comerciales.

En los últimos meses un nuevo nombre se ha hecho fuerte en la escena hip hop: Steve Lacy. No hay que confundirlo con el jazzman del mismo nombre fallecido en 2004. Con tan solo 18 años y un iPhone por estudio de grabación, el Lacy del que estamos hablando ha conseguido estar nominado a los Grammy, producir nada menos que a Kendrick Lamar y ser uno de los artistas que más suenan en la lista de las últimas revelaciones musicales.

Pero Lacy se ha hecho famoso no solo por su juventud y sus logros, sino porque lo hace absolutamente todo en su iPhone 6: a él conecta su guitarra eléctrica a través de iRig, un adaptador de interfaz; en él graba, borra y repite los riffs y las líneas de bajo hasta que suenan exactamente como quiere; y en él maneja iMachine, BeatMaker 2, IMPC, Garage Band y todas esas aplicaciones que se han convertido en sus herramientas de trabajo. Lacy es capaz de hacer música en cualquier parte: en casa, conduciendo, en clase…  Él no lo llama hacer música, sino “hacer beats”.

Pese a su juventud y a pertenecer a esa generación de nativos digitales a los que llamamos millenials, Lacy no es, en absoluto, un pionero. Otros músicos se lanzaron a componer, producir y tocar en sus smartphones y tablets antes que él. Veamos algunos.

Gorillaz

Ya en 2010 Gorillaz, el proyecto paralelo del líder de Blur, Damon Albarn, lanzó al mercado un álbum, The Fall, que se autopromocionaba como un trabajo compuesto en iPad. Albarn explicó a los medios que lo había compuesto enteramente en su tableta en el mes que estuvo de gira con la banda por América. En el proceso empleó aplicaciones como Speak It!, que convierte el texto en voz; SoundyThingie, que traduce dibujos a melodía y sonido; el sintetizador Mugician; Funx Box Drum Machine, una caja de percusiones y baterías vintage; el mezclador Gliss, el estudio de tonos de guitarra y bajo AmpliTube y el sintetizador Xenon Groove Synthesizer.

 

 

M A J E S T A D

Aquella experiencia de Gorillaz sirvió de ánimo e inspiración a otros músicos, como los españoles M A J E S T A D, que compusieron todos los temas de EP#1, el disco que publicaron en 2013, con aplicaciones móviles, y los concibieron para ser presentados en directo con la ayuda de un iPad. A las apps utilizadas por Albarn, los miembros de M A J E S T A D sumaron otras como Chordion, inspirada en el sonido del omnichord, instrumento ochentero por excelencia, y Caelestis, que cuenta con el atractivo de que genera ambientes musicales dentro de una escala cromática en la pantalla del iPad, en la que se dibujan figuras geométricas que giran y se mueven al ritmo de los acordes.

 

 

Orquestas conectadas

Pero el uso de tabletas y smartphones en la composición y producción musical no se ciñe al género de la electrónica. Recientemente, la Orquesta Sinfónica de Navarra comenzó a utilizar las tablets de forma regular en sus ensayos, en concreto, una aplicación llamada Blackbinder, que ayuda a comprar, clasificar, estudiar e interpretar partituras. La Filarmónica de Bruselas también se suma a esta tendencia, y se encuentra sustituyendo los tradicionales pentagramas de papel por tabletas para que sus músicos lean las partituras durante las actuaciones. Y la aclamada banda juvenil de jazz Snarky Puppy siempre usa dispositivos móviles de apoyo cuando está tocando.

Músicos que programan

Otros músicos han llegado aún más lejos, lanzándose a la creación de aplicaciones que ayuden a sus compañeros de gremio a dar rienda suelta a su creatividad. Es el caso de Jordan Rudess, teclista de la banda Dream Theater, responsable de dos aplicaciones sintetizador: MorphWiz y GeoShred. Ambos han sido galardonados y reconocidos por los usuarios de Apple Store, y se comportan, según la crítica especializada, como “instrumentos musicales prodigiosos”.

 

-Manuela Astasio

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>