Uncategorized

Otto Q de Moshi, ¿vale la pena comprarlo?

Moshi es una empresa californiana que se caracteriza por tener una interesante filosofía que dicta fabricar accesorios con los mejores materiales, logrando así equipos con una garantía de 10 años. Otto Q es un cargador inalámbrico que además tiene un elegante diseño basado en la decoración escandinava.

Probamos este cargador inalámbrico de Moshi y te compartimos nuestra experiencia. Al momento de esta publicación, tiene un costo de $1,399. Sí, un precio un tanto alto, sin embargo, en este análisis veremos si vale la pena o no gastar esa cantidad de dinero.

Diseño

La estética del Lounge Q está inspirada en la decoración escandinava. Según el sitio About Español, este estilo se caracteriza por paredes blancas con accesorios en color gris y beige.

Este cargador cumple con creces esta premisa. Por ello, sólo está disponible en color gris con detalles en color metálico. Esto no es para nada malo, ya que está cumpliendo con los estándares de un estilo.

La parte frontal del Otto Q está forrada de una lona aterciopelada suave al tacto. En el centro se encuentra un aro y el nombre del fabricante hechos también en goma, mismos que evitarán que los dispositivos resbalen.

Otto Q encaja con varios estilos de decoración.

Otto Q es un disco de 10.2 centímetros de diámetro y un grosor de 13 milímetros que está fabricada en plástico rígido y ligero que soportará caídas leves. La base tiene una goma antiderrapante que evitará que se deslice sobre la superficie en la que lo coloquemos.

Gracias a su diseño neutro y compacto, el Otto Q se adapta al estilo de tu lugar de trabajo o dormitorio, para cargarlo mientras trabajas o mientras descansas.

En la parte trasera se encuentra la entrada USB-C misma que funciona como fuente de alimentación del cargador.

En tanto, la parte delantera cuenta con una pequeña luz led que indica el estado de carga.

En pocas palabras:

Otto Q posee un diseño minimalista y sin demasiadas pretensiones, haciendo así honor al estilo puramente escandinavo. Eso sí, su diseño es enteramente funcional y no tiene nada que envidiarle a sus competidores más cercanos.

Destaca que, efectivamente, los acabados y materiales con los que está fabricado lucen de calidad, dando esa apariencia estética y de un artículo Premium.

Funcionamiento

Obviamente, sólo basta colocar tu dispositivo con carga inalámbrica sobre el Otto Q para que empiece a cargarlo. Antes de pasar al tiempo de carga, primero recordemos que la tecnología Wireless es más lenta que la carga con cable. 

Con todo y ello, la carga inalámbrica ofrece muchas ventajas, tal vez la más importante de ellas es la libertad de movimiento al no tener que utilizar cables para cargar tus equipos. Sólo coloca tu dispositivo sobre el escritorio o zona de trabajo o descanso y listo.

El denominado Smart Led te permite saber cuando tu equipo está completamente cargado. Al estar en periodo de carga el Led encenderá de manera intermitente y pausada. Y al estar completamente cargado se quedará encendido.

Otto Q utiliza tecnología patentada Q-Coil, la cual es la más rápida y segura del mercado debido a su excelente disipación de calor. Este es otro diferenciador importante. 

Otro aspecto importante es la seguridad de carga con la que cuenta Otto Q. En caso de que por accidente coloques algún objeto metálico o un smartphone sin carga inalámbrica, gracias a su avanzada red de circuitos Otto Q se bloqueará.  

Velocidad de carga

Sin duda, todos tenemos momentos en los que necesitamos que nuestro smartphone se cargue a la mayor velocidad posible. Para ello existe actualmente una velocidad de carga por cable de 40 y hasta 50w. Con esta tecnología es posible cargar un smartphone en aproximadamente 50 minutos.

De nuevo, recordemos que la velocidad no es el fuerte de la tecnología Wireless. Es por ello que el Otto Q con una potencia de 10w tardó en cargar un smartphone con batería de 4200mAh unas tres horas aproximadamente.

Esto no es para nada malo, tomando en cuenta que es una velocidad estándar para la carga inalámbrica. Asimismo, cabe destacar que para obtener los mejores resultados posibles en lo que refiere a velocidad, es mejor utilizar un cargador (la famosa cajita blanca) de mínimo 10w.

Una lámina de ferrita de 2.6 mm permite cargar el teléfono eficientemente, incluso con carcasas de hasta 5 mm de grosor. También cuenta con un disipador térmico multicapa.



¿Deberías comprar el Otto Q?

Este cargador inalámbrico es ideal para aquellos que se preocupan por el medio ambiente, pues este equipo como el resto de dispositivos de la marca cuenta con 10 años de garantía.

Al tener un equipo con esa durabilidad utilizaremos menos materiales sustraídos del planeta. La cuál es es una de las filosofías de Moshi.

También, este equipo es ideal para aquellos que buscan un accesorio para decorar su espacio, pues el diseño escandinavo de Otto Q no sólo encaja con cualquier decorado; sino que además destaca por su diseño minimalista.

Recomendamos este cargador para que coloques tu smartphone por las noches, para que en las mañanas esté listo. También será un aliado de trabajo, pues podrás cargar audífonos o smartphones mientras pasas largas jornadas de trabajo frente al monitor.

No podemos evitar agregar que el precio del Otto Q está justificado, pues no volverás a necesitar comprar otro cargador inalámbrico en muchos años. Está a la venta en la Macstore Mexico.

Además, te recomendamos que le eches un ojo a los productos de Moshi. La empresa está realmente comprometida con el medio ambiente: utilizan cuero vegano respetuoso con los animales, así como empaques de fuentes sustentables impresos con tinta de soya.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>