BLOG

Revisión rápida al Samsung Galaxy Gear

Revisión rápida al Samsung Galaxy Gear

Estuvimos en la presentación del reloj inteligente de Samsung que recién presentó el miércoles en Berlín. Aquí nuestras impresiones.

Estuvimos en la conferencia de prensa donde se presentó el Galaxy Gear, el esperadísimo reloj inteligente de Samsung. Sus principales características técnicas son: pantalla Super AMOLED de 1.63” en diagonal, memoria RAM de 512 MB, procesador de doble núcleo a 1.5 GHz, conectividad WiFi y Bluetooth ,memoria flash de 4GB y una cámara de 1.9 MP. Su peso es de 73.8 gramos, su batería le permite tener una duración de 25 horas si recarga y estará disponible en seis colores.

El Galaxy Gear es un poco más grande que los relojes calculadora que eran populares en los años 80, pero su pantalla OLED de 1.6 pulgadas y de color brillante hace que el dispositivo sea mucho más atractivo. Aunque cabe mencionar que nos parece que para ser un producto tan esperado e innovador pensamos que debió tener un diseño más sofisticado y original, pues este diseño cuadrado en general es bastante clásico para un producto de estas características.


El reloj inteligente de Samsung presentado en Berlinel miércoles 4 de septiembre.

Por ejemplo, algunos diseñadores crearon conceptos de smartwatchs bastante vanguardistas, haciendo ver el diseño final del Gallaxy Gear un tanto obsoleto.


La correa de plástico es bastante rígido, y el botón de inicio es parte del mismo diseño de la correa.

Con excepción de un solo botón en el lado derecho del reloj, toda la interacción se realiza a través de la pantalla táctil. Un ligero roce de la pantalla activa la aplicación de la cámara. El botón que está incrustado en la correa en el lado derecho funcionará como disparador en esta aplicación.

Fotografiar una imagen es tan sencillo como apuntar y tocar la pantalla, aunque en nuestras pruebas rápidas había un retraso de más o menos un segundo en lo que se disparaba la toma y la capturaba. No parece tener un obturador muy rápido y la resolución es bastante baja en 1.9 megapíxeles, lo que es suficiente para disparos rápidos y ocasionales, pero si quieres una foto mejor sin duda tendrás que usar tu smartphone.

Las imágenes tomadas con el reloj se pueden transferir automáticamente a un smartphone con Bluetooth. Un navegador bastante básico de imágenes en el reloj te permite ver algunas de las fotos y de las transferidas al teléfono.

Al deslizar hacia los lados cambias entre funciones. Hay una grabadora de voz, reproductor de música, registro de llamadas, directorio telefónico y un icono que enlaza con otras aplicaciones secundarias como Evernote, Fitness Pal, mensajería en línea, por mencionar algunas.


Si el usuario se pierde en la navegación, el botón en el lado del reloj lleva de vuelta a la pantalla de inicio.

Vale la pena señalar que prácticamente todas las aplicaciones se basan en la conexión con teléfonos inteligentes. El reloj en sí es bastante inutil sin estar sincronizado con al menos un smartphone de gama media.

El Galaxy Gear podrá recibir y hacer llamadas, para ello tendrá un marcador en la pantalla, una pequeña bocina en la correa de muñeca y dos micrófonos con una función de cancelación de ruido. No tuvimos la oportunidad de probar estas funciones todavía.

Una de las funciones que tal vez serán bastante útiles en el futuro es que si perdemos de vista nuestro celular o nuestro Galaxy Gear que estén sincronizados mútuamente, con unos pocos toques que hagamos en el dispositivo que tengamos en mano, podremos hacer sonar el otro para poder encontrarlo fácilmente. Esta función se basa en la conectividad Bluetooth, por lo que funcionará sólo en cierto rango de distancia.

El teléfono cuenta con una versión modificada del sistema operativo Android, por lo que es probable que haya una avalancha de aplicaciones una vez que Samsung libere la plataforma para todos los desarrolladores. De momento se cuenta con la tienda de aplicaciones de Galaxy Gear, donde tiene aplicaciones específicas de desarrolladores como Line, Path, TripIt, Pocket, entre otras.

Con todo y los posibles defectos del Galaxy Gear (Baja memoria Ram, funciones modestas y dependencia de un smartphone), no es una mala primera entrada en el nuevo mercado smartwatchs.

Probablemente el mayor defecto del Galaxy Gear en su falta de interacción con aplicaciones como Gmail, Twitter y Facebook.  De momento no podrás leer completos los correos y mensajes de los principales servicios a través del Galaxy Gear. Sólo proporcionará una notificación de que un mensaje fue recibido, obligando al usuario a sacar su teléfono para saber más. Eso es algo que Samsung tiene que arreglar.

En conclusión, el Galaxy Gear es un dispositivo interesante pero no tan atractivo como se esperaba, pues la expectativa fue mucha y duró varias semanas, y sus funciones dejaron un tanto qué desear. Esperamos probarlo a fondo próximamente, pero de momento parecer ser que el reloj inteligente Galaxy Gear es sólo un accesorio para un smartphone.

El SM-V700 Galaxy Gear estará disponible en más de 140 mercados a partir del 25 de septiembre Costará alrededor de U$D 299.00 en los EE.UU. Por lo que se puede ver que en México estaría disponible en el útimo trimestre de 2013.

Con reporte, información y fotos de Martyn Williams.