BLOG

Vistazo rápido a los audífonos Sonorus HS750 de Balam Rush

El fabricante mexicano Balam Rush ofrece a los entusiastas de los videojuegos los audífonos con diseño gamer Sonorus HS750. Aunque tiene una iluminación RGB muy llamativa, este gadget tiene características que hacen que no encaje con todo tipo de gamers.

 

Balam Rush se especializa en accesorios para gamers, y los audífonos alámbricos Sonorus HS750 se caracterizan por su iluminación multicolor RGB y por contar con almohadillas intercambiables las cuales cuentan con diferente textura. Después de utilizar este dispositivo por dos semanas, te compartimos nuestra opinión, tomando mucho en cuenta que el precio aproximado de estos audífonos es de $600.00. Un precio bastante accesible para ser un dispositivo de tipo gamer.

 

 

 

Diseño

 

El cuerpo de los Sonorus HS750 está hecho enteramente de plástico color negro. Este material se siente resistente tanto en la diadema como en el área de los auriculares. Es importante señalar que la diadema es rígida y no puede plegarse a modo que se haga más pequeña para transportarla con facilidad. Esto nos causó un poco de conflicto, pues aunque está claro que este dispositivo no está pensado para ser más portátil; lo ideal sería que los audífonos se doblaran a modo de quedar más pequeños.

Se trata de auriculares estilo Around-ear que no aplasta la oreja gracias al amplio espacio de las almohadillas. 

Un juego de almohadillas es un material de tipo piel que aísla ligeramente el sonido exterior, pero tiene la particularidad de guardar más el calor en las orejas. El otro par es de tipo tela afelpada que no filtra tan bien el sonido, pero es más cómodo de utilizar. 

Para fijar las almohadillas es necesario tirar con cuidado ya que embonan fuertemente en cuatro ranuras. De no tener cuidado, los materiales que recubren las almohadillas podrían rasgarse y romperse. Este tipo de acoplamiento no nos pareció el más práctico de utilizar.


El micrófono está ubicado en la parte izquierda y está construido con materiales que puedes flexionar para que éste quede a la altura y posición que más te guste. Sin embargo, el micrófono no puede ser retirado. Este mismo detalle está presente en el cable de 3.5mm; consideramos que tanto el micro como el cable deberían poder conectarse y desconectarse, aunque este detalle no es un problema como tal.

 

El cordón es lo bastante amplio como para ofrecer la suficiente movilidad al usuario. Al final se encuentra una entrada 3.5mm estándar. Un adaptador ya incluido permite conectar el micrófono a la par de los audífonos.


El cordón también tiene un módulo de gran tamaño el cuál tiene un scroll que sube y baja el volumen, del otro lado se encuentra un botón de apagado y encendido. El módulo de control hecho de plásticos es gigantesco para sólo tener dos funciones.

Al final del cordón tenemos también una entrada USB, la cual le da alimentación a las luces led RGB de los Sonorus HS750. En cada lado de los auriculares se encuentra el logo de felino de Balam Rush el cual se ilumina de forma multicolor al puro estilo RGB, clásico del estilo gamer. Sin duda, este es el elemento más llamativo del diseño y por lo que valen la pena en este sentido.

 

Comodidad y calidad de sonido

Tras pasar varias horas utilizando estos audífonos, nos pareció que fueron bastante cómodos, especialmente con las almohadillas afelpadas. Además, los auriculares tienen un peso que consideramos medio para este tipo de dispositivos, el cual le aporta una ligereza que ayuda bastante a la comodidad.

En lo que refiere a audio, la realidad es que la calidad es buena secas. Destacan los sonidos medios y agudos, pero los graves dejan bastante que desear. Y más si se toma en cuenta que este tipo de audífonos están destinados a los videojuegos y también para la multimedia. Por su parte, la potencia es la suficiente para brindar al usuario un experiencia satisfactoria tanto en multimedia como en videojuegos.

 

¿Estás pensando en comprar los Sonorus HS750 de Balam Rush?



Los Sonorus HS750 están hechos para los gamer principiantes que apenas se están adentrando al mundo del gaming. 

Catalogamos este equipo como un gama de entrada, donde su mayor atractivo es el precio bajo acompañado de una atractiva iluminación RGB. Tanto el diseño como la calidad de audio son buenos, pero en definitiva son mejorables. Desde luego, tomamos en cuenta que estos son unos audífonos de bajo precio para ser un equipo gamer, y esto merma un poco en algunos aspectos.