BLOG

Windows Blue, la nueva esperanza de Microsoft

 Windows Blue, la nueva esperanza de Microsoft

Aunque W8 es un sistema operativo de escritorio muy aceptable, hasta ahora no ha hecho mucho ruido en el segmento de las tabletas, uno de los principales objetivos de su creación. Windows Blue podría ser quién haga realidad este propósito de Microsoft, que cabe mencionar tendrá dificultades en el futuro, según recientes reportes.

Reciente informe de Gartner
asegura que el declive de las ventas de las computadoras de escritorio continuará y la popularidad de las tabletas y de los smartphones seguirá creciendo. Gartner predice que la industria va a vender 25 millones de dispositivos ultramóviles este año y hasta 96 millones en 2017.

Hasta cierto punto, esta información no sorprende a nadie. Los consumidores y empresas se han dado cuenta que casi todo lo que se necesita consultar en la web se puede hacer desde un dispositivo móvil. Y el trabajo rudo de trabajo se puede hacer desde una computadora comprada hace unos tres años atrás. Es decir, hoy día comprar una PC de escritorio sólo es factible para aquellos que manejen los programas más exigentes del momento. Situación que obviamente afecta a las ventas de computadoras.

Obviamente, Microsoft sabe que esto afectará en gran medida a su popularidad, por ello creó a Windows 8 a modo que fuera funcional de igual modo en tabletas como en una PC de escritorio.

Hasta ahora Windows 8 tiene un aceptable éxito en las PC, pero no se puede decir lo mismo de las tabletas. Hasta el momento, las tabletas más exitosas o son las clásicas iPad o las que poseen a Android como sistema operativo.

Windows Blue, otro paso más cerca de las tabletas

La impopularidad de W8 en las tabletas dice mucho sobre el poco éxito de Microsoft en este sentido.

Particularmente no me sorprende su fracaso en las tabletas. Como alguna vez comenté, Windows 8 me parece una excelente opción y la recomiendo, pero me parece un híbrido muy extraño entre en un sistema operativo móvil y de escritorio, donde el estilo e interfaz de escritorio predomina. Por esta razón es que W8 es un éxito en un segmento del mercado y un fracaso en otro.

Sin duda Microsoft debe migrar y adaptarse a las nuevas tendencias móviles que iOS y Android han ofrecido.

Está claro que Windows 8, el primer intento de Microsoft para actualizarse, tuvo un tibio éxito, pero desde ya Microsoft está poniendo manos a las obra para intentar mejorar y estar un paso más cerca de la modernidad.

Entre los pocos datos que se saben hasta ahora de la actualización Windows Blue es que estará adaptada para tabletas de mediano tamaño: De 8 pulgadas.

Esto está muy bien, pues las tabletas de estas dimensiones serán las más populares en un mediano plazo. Creative Strategies prevé que para el año 2015, las tabletas de ocho pulgadas y más pequeñas representarán alrededor del 65% de todas las tabletas vendidas en todo el mundo.

Está claro que un sistema operativo de escritorio es complicado de manejar en una pantalla tan pequeña. Recordemos que con las viejas netbooks. Ya era complicado ver todo el texto de Windows en estos dispositivos, y eso que se trataban de pantallas de 10.1 pulgadas, en su gran mayoría.

Esta versión especial de Windows 8 tendrá un precio muy agresivo para los fabricantes. Tendrán que pagar U$D 30 en lugar de los $ 75 a $ 120 por copia cuando se integra Windows en sus computadoras portátiles y de escritorio.

Entre otras novedades de Windows Blue, la interfaz Modern fue mejorada a modo que pueda configurarse a las necesidades del usuario, así como tendrá una mejor integración entre equipos y periféricos. Hasta ahora los datos son pocos, pero se dice que en junio se lanzará un versión de prueba.

Si Windows Blue (O Windows 8.1, como algunos lo llaman) tendrá éxito o no es todavía una incógnita a la que no se puede responder. Lo que es cierto es que Microsoft está haciendo todo lo posible para adaptarse al cambio; cambio que nos acerca al acertado pronóstico de Steve Jobs sobre la era Post-PC.

También, saber con certeza cuándo Windows tendrá enteramente una interfaz móvil también es complicado. Esto dependerá del momento en que Microsoft dé en el clavo y creé un sistema operativo lo suficientemente bueno como para que sea un éxito en la PC como en las tabletas.

Windows Blue también supone que poco a poco Windows (tal y como lo conocemos) morirá. Probablemente daremos el adiós definitivo a la barra de tareas, a la interfaz multi ventanas, entre muchas otras cosas.

No hay que ponernos tristes por ello, esto también supone un paso a la evolución en el uso de la computadora. Hasta ahora dicho progreso nos ha facilitado más las actividades computacionales diarias y también nos a traído decenas de nuevos servicios.

Windows Blue es una medida predecible. Tal vez la pregunta importante es ¿Qué hará Microsoft en su softwar de escritorio para darle el mismo atractivo de Android e iOS?

Complementa tu información, consulta otro de mis artículos:

Microsoft, en pleno cambio para igualar a sus competidores